El delegado legal de la empresa señala que existe un error en las coordenadas de la licencia

Xavier Valverde: "Ese era un salitral natural, pero lo han hecho laguna"

El MAE señala que Interagua solo tenía permiso para hacer obra en 2,5 hectáreas de una zona verde de Guayaquil, pero la concesionaria asegura que es en 10 hectáreas.
08 de abril de 2016 00:00

La Fiscalía ayer hizo el reconocimiento del lugar donde se ejecuta el Proyecto de Tratamiento de Aguas Residuales Mediante la Tecnología de Pantanos Secos Artificiales del Sistema Javier Salitral-Puerto Azul (Guayaquil).

La visita es parte de las acciones legales que el Ministerio del Ambiente (MAE) comenzó contra la concesionaria de agua potable y alcantarillado Interagua.   

La cartera de Estado denunció semanas atrás que la empresa produjo afectación en el ecosistema de manglar dentro del área protegida Reserva de Fauna Manglares El Salado (sitio donde se hace la obra).

El MAE explicó que en 2013 otorgó a la empresa una licencia ambiental para que trabaje en 2,5 hectáreas, sin embargo, mediante inspecciones hechas en marzo detectó que “el proyecto excede dicha superficie permitida (aproximadamente 6 ha), la cual se relaciona con remoción de suelos, implementación de relleno y disposición de desechos comunes en el manglar”.

En la diligencia estuvieron César Peña, fiscal;  Xavier Valverde, subsecretario de Gestión Marina y Costera; y Dimitri Durán, abogado de Interagua. Los representantes de las entidades involucradas expusieron sus versiones en el terreno.

Valverde señaló, en la obra, los tramos que no están contemplados en el proyecto. “Estamos verificando que se ha tomado posesión de más áreas y se presume que se han perjudicado especies de manglar. Interagua deberá mostrar que no es así”.

Aclaró que no debía haberse talado mangle en el desarrollo de los trabajos. “Eso lo ha convertido en laguna y era un salitral natural”, denunció al ver una especie de pozo.

Por su parte, el delegado de Interagua insistió en que el proyecto socializado con la autoridad ambiental siempre contempló 10 ha. “No hay infracción”.  

El abogado argumentó que en los estudios efectuados en 2010 se determinó que solo el 20% del área presentaba vegetación. “Aquí, donde estamos parados, había gente desconocida que quemaba carbón, esto era motel, venían a dejar cadáveres y se aprendía a manejar”.  Para Durán, existe un error en la licencia otorgada en lo referente a las coordenadas.    

De su lado, el Cabildo porteño en su página electrónica señala que comenzaron los trabajos a la altura de El Salitral-Tres Bocas, en febrero de 2015. Y el plazo para concluirlos es agosto de 2016.

El ente seccional indica que el proyecto colectará las aguas residuales domésticas de las urbanizaciones de la vía a la Costa y de las zonas circundantes a la Perimetral. Los habitantes de esa zona ascienden a 120.000.  

El fiscal pidió a los involucrados que le envíen documentación. En los próximos días se convocará de nuevo a las partes para concluir si existe un delito ambiental. (I)