En la 28 y la G se hacen bocinas con ruedas de maquinaria pesada

Las avenidas de Guayaquil son 'depósitos' de llantas abandonadas

La Perimetral se ha convertido en la zona ‘preferida’ para dejar los neumáticos viejos y dañados. Las sanciones a quienes contaminan llegan a $ 457.
01 de abril de 2016 00:00

Luis Andrade, morador de las calles 19 y la Q (suburbio de Guayaquil), se acostumbró a ver un montículo de llantas dañadas en la acera. Personas desconocidas han dejado los neumáticos viejos en la avenida, frente a su casa. “La gente lo hace en la madrugada”.

Carlos Mieles, un barrendero del sector, recordó que hace 3 años observa ese tipo de contaminación. Las hay -continuó- de todos los tamaños: de auto y camiones. “Por aquí hay muchas vulcanizadoras”, comentó.

En un recorrido que hizo por la ciudad un equipo periodístico de este diario, observó que este tipo de inconveniente se repite en la vía Perimetral, en el suburbio y en el sur. En la 29 y la P han permanecido por varias semanas 6 neumáticos de carros livianos, en el parterre central. Nadie los ha retirado.

Efrén Villegas señaló que los talleres del sector manejan de forma ineficiente este tipo de desechos. “Cuando llueve se llenan de agua. Esto atrae insectos y provoca enfermedades como el dengue”.

Puerto Limpio, concesionaria de recolección de basura de la ciudad, precisó (en una entrevista efectuada semanas atrás) que en la urbe existen 10 centros de acopio de desechos sólidos no peligrosos.

“Estos son lugares que están abiertos al público los 365 días del año, donde las personas pueden ir a colocar todo tipo de material que no puede ser trasladado en el carro recolector: producto de poda, muebles viejos, madera o enseres dañados”.  

Sin embargo -añadió- no hacen recolección de escombros y materiales de construcción: “Eso es competencia de la Dirección Municipal de Aseo Cantonal”.

Los centros de acopio del cantón están en Cacique Álvarez y Calixto Romero, Vía Daule y Calle 24 A NO, Mapasingue Oeste (avenida Sexta), Perimetral (frente al Hospital Universitario), Esclusas y 25 de Julio, Bastión Popular, Mucho Lote 2 y 40 y la I.

Marlon Justillo es un técnico que trabaja en una empresa que recicla las gomas. Explicó que hay cierto tipo de neumáticos viejos que pueden ser reutilizados. “Los dueños pueden venderlas”.

El tipo de llanta comercializado es el de 12.000 x 20, es decir, de maquinaria pesada.

Con ese material elabora bocinas y partes de sillas y mesas. Otras empresas hacen monederos, capas de césped sintético, entre otros artículos para diferentes usos.

Según cifras del Ministerio del Ambiente, del año 2012, en el país se desechaban anualmente 3’000.000 de neumáticos. Actualmente existen ordenanzas que sancionan a las personas que arrojan desechos en las calles. La sanción asciende al 20% del salario básico unificado.

Dependiendo de la gravedad de la polución, los montos por multas van de $ 73,20 hasta $ 457,50 por incumplir los horarios y formar hacinamientos en la vía pública.

En promedio, de acuerdo con el Cabildo porteño, se sanciona a 20 personas al día por este motivo. Uno de los sectores en los que se observó mayor cantidad de llantas abandonadas es la vía Perimetral, en distintos tramos.

Esta parte de los automotores es abandonada, principalmente, en las zonas no pobladas y donde predomina la maleza. (I)

Los neumáticos son arrojados en la vía Perimetral, en la zona poblada y entre la maleza.
Foto: William Orellana / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado