Buses de Metrovía pueden circular hasta a 60 km/h

14 de noviembre de 2012 00:00

Viviana Parrales vive a pocos metros del paradero de la Metrovía de Guasmo Central, en la intersección de las avenidas Domingo Comín y Roberto Serrano, un lugar donde existe un semáforo que regula el paso de peatones.

Según Parrales, pese a esta señalética, las personas que desean cruzar deben extremar precauciones con los articulados que llegan en sentido norte-sur debido a que, en ciertos casos, no respetan la luz roja. “Cuando el semáforo está en verde, lógico, los peatones somos los responsables, ¿pero quién nos asiste si son ellos quienes irrespetan las señales?”, se preguntó Parrales.

La Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) permite a los articulados de la Metrovía circular a 40 km/h en la zona urbana y a 60 km/h en las avenidas. Mientras que los buses de transporte urbano, según la señalética que se instaló en avenidas, pueden circular solo a 50 km/h.

Luis Lalama, jefe del Cuerpo de Vigilancia de la CTE, encabezó un operativo, el jueves pasado, en la avenida Domingo Comín y Chambers para controlar la velocidad de articulados y otros automotores.

En el lugar ya se han registrado dos accidentes en los que han estado involucradas las unidades de la Metrovía y que dejaron muertos: un miembro de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), en 2010; y una ciudadana de 45 años, en este año.

Aunque en el día del operativo no se sancionó a ningún chofer de bus, Lalama aseguró que los controles continuarán y se extenderán a la troncal 2 cuando empiece a operar desde diciembre.

En un recorrido realizado por este diario se constató que los articulados circulan a mayor velocidad en las avenidas Roberto Serrano, Domingo Comín (sur) y Pedro Menéndez Gilbert (norte).

Las dos vías del sur atraviesan varias ciudadelas: Guasmo, Pradera, 9 de Octubre y Floresta. Mientras que la Menéndez Gilbert pasa cerca de la Atarazana y la FAE.

Los habitantes de los sectores del sur difieren en cuanto a si las unidades del sistema de transporte municipal circulan dentro del límite establecido por la CTE.

Mariuxi Carpio, de la Floresta, aseguró que los articulados tienden a superar  los 60 km/h en las horas en que no hay alto tráfico vehicular. “En una ocasión, en mi carro, iba a casi 50 km/h y el bus de la Metrovía que pasó por mi lado iba por lo menos a 70 km/h por la rapidez con la que me rebasó”, aseguró Carpio.

Mientras que Luis Salas, del Guasmo, consideró que los mayores responsables de los accidentes son los mismos peatones y choferes que no tienen cuidado al atravesar las calles e invadir el carril exclusivo. “Recientemente, un articulado se llevó por delante a un policía en moto, pero este también se atravesó en la ruta sin tomar precauciones”, manifestó.

El alcalde Jaime Nebot, durante una entrevista radial, expresó que la velocidad autorizada a los articulados en el carril exclusivo permite una mayor frecuencia de unidades, lo que se traduce en mayores réditos, lo que a su vez permite  subsidiar la mitad del pasaje en favor de discapcitados, estudiantes y personas de la tercera edad.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado