El turismo en Guayaquil se disfruta desde lo alto

- 14 de julio de 2018 - 00:00
En el sobrevuelo por la ciudad se puede apreciar sectores turísticos. La empresa brinda extremas medidas de seguridad a los pasajeros.
Foto:cortesía Allyson Núñez

Una empresa que tiene helicópteros y personal calificado brinda el servicio de sobrevolar la urbe. El piloto Paúl Villagrán posee 20 años de experiencia.

Solo tiene que cruzar el Puente de la Unidad Nacional  y a cuatro minutos de Guayaquil se encuentra la base del helipuerto Ferrocarriles del Ecuador, ubicado en el cantón Durán.

Ahí está la base de la empresa Heli Tours, que cuenta con dos helicópteros que sirven para realizar sobrevuelos por la ciudad porteña.

Paúl Villagrán Espín, creador de la compañía Helicópteros Ecuador, sirvió a la Policía Nacional durante 20 años.

Ahora, con Heli Tours (nombre comercial), brinda este servicio a empresarios y realiza vuelos turísticos por la ciudad.

La segunda opción se trata de un recorrido turístico para tres personas, con un tiempo estimado de 20 minutos que se ofrece a los clientes. El costo es de $ 300.

También se ofrece un paquete de inspección y vigilancia, así como el traslado a funcionarios de una ciudad a otra, tal actividad cuesta $ 800 por hora, incluido el IVA.  

El viaje parte desde Durán. Lo primero que se atisba desde las alturas es el imponente río Guayas. Si el turista toma el vuelo a partir de las 16:00 puede apreciar el atardecer y los rayos del sol que cubren el Malecón 2000.

Otro sitio que sobresale en el recorrido es el estadio Capwell, del  Club Sport Emelec. La travesía da un giro cuando el helicóptero se enruta a la isla Santay.

Se vuela tan bajo que pareciera que se topa a los árboles.

Para Julio Vaca, turista duraneño que sobrevoló la ciudad, la sensación desde lo alto es indescriptible.

Cuenta que a pesar del miedo que implica volar, la constante comunicación entre el piloto y el pasajero hace que este último  se sienta protegido e incluso es como un guía turístico. 

Durante los vuelos que Villagrán ha efectuado fue testigos de pedidas de manos, entre  ellas destaca la de una pareja de novios que lo contrataron para sobrevolar el estadio George Capwell.

“En el vuelo el novio le dijo a la novia: ‘¡mira el césped del estadio!’. Ella, un poco asustada, observaba y al volverlo a ver, el novio tenía en sus manos un anillo de matrimonio”.

Heli Tours cuenta con el servicio de operación de turismo, que junto al ferrocarril del cantón, atraen a turistas nacionales e internacionales. 

Marlo Guamán, encargado del control de calidad de los helicópteros, junto con Carlos Sandoval, pasante de Mecánica Aeronáutica, se encargan de verificar el estado mecánico.

Ellos aseguran que ser parte del mantenimiento los hace responsables de la vida de los tripulantes, aunque comentan  que siguen el debido proceso e incluso con manual en mano, para que ninguna pieza falle. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: