Ruta operará desde el 21 de octubre

Señalética para buses causa accidentes en calle Esmeraldas

- 19 de octubre de 2017 - 00:00
Un separador vial fue desprendido de su base en la intersección de Esmeraldas y Gómez Rendón. Los moradores afirman que fue por el choque de un auto.
Foto: José Morán / EL TELÉGRAFO

Los divisores de carril que la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) colocó en la calle Esmeraldas, para la próxima operación del segundo corredor vial de transporte urbano,   han generado críticas entre los ciudadanos que habitan a lo largo de la vía y los conductores que transitan por el lugar.

En el tramo comprendido entre las calles Argentina y Gómez Rendón, la señalética está ubicada hacia el lado izquierdo. Esto ha provocado accidentes en las intersecciones donde los carros circulan en sentido este-oeste.

Un par de separadores verticales fue chocado y algunos horizontales presentan señales de llantas y raspones. Inés Barcos, habitante de Esmeraldas y Argentina, comenta que a diario autos más pequeños “se quedan atorados en lo que dan la vuelta hacia la izquierda en la esquina”.

La situación fue corroborada por Hernán Bravo, chofer de taxi, quien explica que la ubicación de la señalética “no da chance a maniobrar. Sé que esto será parte de la ruta de buses, pero no sé para qué la ubican del lado izquierdo, obstaculizando el giro hacia la izquierda”.

El segundo corredor vial operará desde el próximo 21 de octubre y abarcará 9 km entre las calles Esmeraldas y Los Ríos. Fernando Amador, director de transporte de la ATM, explica que Esmeraldas tendrá dos carriles exclusivos para los buses y uno para carros livianos.

Adicionalmente, entre 200 y 220 buses que circulan por José Mascote pasarán hacia la calle Esmeraldas. Las señales de paraderos ya están colocadas.

En los siguientes días se informarán más detalles de los cambios viales que habrá con la operación de la segunda ruta integrada del transporte urbano.

En lo que respecta a la primera, el único inconveniente con la señalética se registró en agosto pasado. Un local de comidas fue clausurado y su propietario fue acusado de retirar los separadores viales, horizontales y verticales, de los buses, en la calle Rumichaca, entre Letamendi y Emelec (anteriormente San Martín).

En diligencias posteriores, el dueño del local se comprometió a reponer la señalética para que la Dirección de Justicia y Vigilancia levantara el cierre del mencionado espacio comercial. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: