Porteños vivieron su historia en desfile y festival gastronómico

26 de julio de 2011 - 00:00

Ayer, la historia se contó en un desfile y se saboreó en los platillos que prepararon los migrantes de otras provincias que viven en la ciudad.

El colorido desfile “Guayaquil, su importancia en la historia y geografía” y el festival de comida típica, recibieron la visita de cientos de guayaquileños.

A las ocho, los nueve carros alegóricos que contaban fragmentos de la historia porteña partieron del sector de las Esclusas.
A las 10:00 ya se encontraban en fila, estacionados en la Av. 9 de Octubre. Junto al desfile de carros, en el parque Seminario, los colegiales, músicos y bastoneras practicaban los números que pondrían en escena, sobre el asfalto.

Las representaciones fueron elaboradas con madera, esponja, cartón y espuma, sobre una base de hierro.
El primero de los carros alegóricos mostraba la Fundación de la ciudad; la gigante figura que representaba a un conquistador español  llamó la atención de Jordy Muñoz. Junto al muñeco, un grupo de jóvenes guayaquileñas saludaba a la concurrencia.

Jordy  acudió con sus padres a la Av. 9 de Octubre. “Es la primera vez que lo traemos, pero nosotros nunca nos perdemos el desfile”, contó su madre, Ruth López. A las 10:30 no había espacio vacío en los bordes de la avenida.
Las personas esperaban que se movieran las estructuras de doce metros de largo cada una.

El segundo de los carros alegóricos mostraba la arquitectura de Guayaquil. Una casa con soportales y chazas se había construido en esta representación.

Las faenas agrícolas, el trabajo con caña y la figura de los campesinos se representaron en otro de los vehículos.
Dos carros concitaron la atención y admiración de los menores.

Uno de ellos, completamente rojo,  pertenecía al Benemérito Cuerpo de Bomberos.
Los menores contemplaban al gran muñeco que representaba al bombero y a la mujer que en una casa de caña, gritaba clamando socorro.

El otro representaba la tradición marinera de Guayaquil y llevaba encima  una reproducción del barco Abdón Calderón, ícono de la batalla de Jambelí. Sostenidas de la embarcación, las jovencitas de la academia Altamar iban vestidas con minifaldas marineras.

La comida de los migrantes

El Ministerio de Turismo organizó un festival gastronómico en el Parque Forestal.
Todos los platillos fueron preparados por asociaciones de hombres y mujeres que trabajan por el desarrollo económico y social de su comunidad.

Participaron los miembros de la  Cooperativa de Todas, la Asociación Mujeres de Lucha del Cristo del Consuelo y los vendedores asociados de jugo de coco .

Aline Gutiérrez, directora Regional de Turismo, señaló que todas las organizaciones trabajan con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).
Los expositores destapaban los recipientes donde guardaban la comida, atrayendo a la clientela.
Bollo de pescado y encocado fueron los platos que preparó Dolores Quintero, de Mujeres de Lucha.  “Son tradiciones de Esmeraldas que hemos traído desde nuestra provincia y ahora son de Guayaquil”, contó.

Leyner Ayoví colocaba en vasos el apetecido jugo de coco “artesanal y sin químicos” que normalmente expende, con dificultades cuenta, en el centro de la ciudad. “Esperamos que nos den este año los permisos para poder trabajar”, comentó.

En los exteriores del Centro Cívico se realizó la muestra fotográfica documental “Prohibido Olvidar”.
Las gráficas de la exhibición contaban el proceso de modernización que ha experimentado esta institución desde  el 2011.

El Cerro del Carmen tiene nueva soberana

A la voz de “Ábrale el corazón a la ciudad” se inició este fin de semana la elección de la reina del Cerro Santa Ana. La música alusiva a Guayaquil, que se escuchaba a todo volumen en el escalón 37 de Las Peñas, y la presencia de la reina de Guayaquil, Melissa de la Vega, atrajeron a los visitantes del sector, y con el lugar lleno empezó la ceremonia de coronación que organiza  para estas fiestas la Asociación Cultural Cerro Santa Ana (ACCSA).

Fiorella Condo fue coronada  como reina 2011 del cerro Santa Ana.
La elección de la reina se lleva a cabo en el mes de febrero y está a cargo de la directiva de la ACCSA, pero la coronación la realizan en julio por motivo de las fiestas.

Silvia Vélez de Martínez, presidenta de la Asociación, cuenta que los parámetros que utilizan para elegir a la reina del cerro Santa Ana son simples “Las chicas que se escogen son nacidas o viven aquí por muchos años alí y tienen una relación con el cerro muy activa”, comenta Vélez.

Carmen Sánchez Sotomayor, una de las asistentes al evento, comentó que a pesar de no vivir en el cerro ella asiste todos los años a  la elección: “yo vengo a celebrar al barrio que me vio crecer y me ha dado tanto”, recalcó algo conmovida.

Fiestas en el Malecón

La calle del Malecón 2000 sirvió como escenario para múltiples festivales que se realizaron el fin de semana en honor a la ciudad.
La tarde del sábado, en la calle Illingworth, Tábata Gálvez animaba a más de 200 personas que se encontraban a la espera de que se presentaran los grupos musicales. Al ritmo de reggaetón ponía a bailar a los concursantes que subían a la tarima y con su peculiar sentido del humor arrancaba risas y aplausos de los asistentes.

Para los amantes de la salsa y cumbia el festival de Barranquilla que se instaló en la calle Clemente Ballén fue espectacular. Un show colorido y lleno de mucha energía puso a bailar a los que acudieron al lugar, muchos de ellos colombianos que viven en la ciudad como  Eduardo Ruiz, barranquillero, que llegó hace seis años y asegura sentirse parte de esta ciudad.

En esta calle, las fiestas culminaron con el Festival de Artes organizado por la Gobernación del Guayas. La plataforma del centro cultural Simón Bolívar recibió a los porteños que, con danza, música, teatro y fuegos artificiales, le dijeron adiós a estas fiestas, que como es tradición, llenaron las calles de guayaquileños de todas las edades.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP