No solo se requiere de artesanos, también se involucran diseñadores

Pasteles con manos profesionales

- 08 de septiembre de 2016 - 00:00

Desde pasteles con nombre y encajes de merengue, hasta tortas que parecen una obra de arte. Eso se ha logrado con el fondant, una masa de repostería comestible que permite realizar todo tipo de esculturas.

En el país, las bodas, fiestas de cumpleaños, baby showers y quinceañeras sorprenden con un gran pastel temático. Detrás de la elaboración no solo existe la experiencia artesanal, sino la de profesionales.

Érika Flores Martínez, de 27 años, se graduó de tecnóloga en Gastronomía y se especializó en pastelería y diseño de tortas en Argentina. Ahora tiene su negocio en Guayaquil. Cuenta con 3 años de experiencia en elaboración de pasteles, cupcakes y postres fríos.

Puede realizar de 15 a 20 pasteles personalizados al mes. El precio bordea los $ 30 y $ 700. Depende del tamaño, los detalles y cantidad de porciones. Lo más difícil es la precisión en los detalles al momento de cubrir la torta con el fondant.

Alfonso Peñafiel, de 23 años, estudiante de Diseño Gráfico, también hace pasteles personalizados. Utiliza su creatividad para elaborar los diseños de maquetas y personificación. “Es una forma de desarrollar el diseño y la creación. Yo le aposté a esta opción”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: