Obras de Metrovía generan agua putrefacta y mosquitos

10 de noviembre de 2011 - 00:00

Los habitantes del sector comprendido entre las calles San Martín y Argentina, en su intersección con la avenida Quito, se quejaron por la gran cantidad de mosquitos que provocó la acumulación de agua en obras de la troncal 2 de la Metrovía.

En el sitio, el estancamiento del líquido de color verde claro -donde las rocas en la abertura de la calle presentaban hongos-, provocó incomodidades a  familias y negocios del lugar.

Las personas consultadas por este diario coincidieron en que estos problemas,  por la acumulación de agua, se presentan desde hace más de 3 semanas, a causa de los trabajos que realiza la constructora Etinar -encargada de la obra- en el sitio.

Delia Jiménez, quien administra un negocio de mariachis desde hace 6 meses, comentó que tuvo que fumigar en la noche del martes su vivienda debido a que los mosquitos se alborotaron en la primera extracción de agua.
Jiménez amaneció barriendo los insectos muertos por el pesticida. “Tengo a mi hijo -de 14 meses de edad- todo picado por los mosquitos”, afirmó.

También expresó que los trabajos de Etinar quedaron abandonados durante el feriado y que ello propició  que los insectos “se reprodujeran por millares”.

María Romero, quien desde hace 30 años habita en el sector, manifestó que dos niños que viven en la calle San Martín enfermaron de dengue hace pocos días.

“Nunca antes tuvimos problemas similares. Ayer -martes- vinieron a sacar un poco de agua, pero amaneció más lleno”, aseveró Romero.

Por su parte, Luis Martín, quien administra una zapatería desde hace 8 años, indicó que los problemas comenzaron  cuando la constructora rompió la calle para ubicar vigas en donde se edificará un paradero de la Metrovía.

“Será tal vez que rompieron una tubería, no lo sé, lo cierto es que  hace casi un mes  el agua está empozada”, dijo Martín.

Las obras que realiza Etinar del lado de la calle Machala, entre San Martín y Letamendi, avanzan sin los contratiempos presentados en la avenida Quito.

El personal de Etinar que se encontraba ayer por la mañana en el sitio no quiso responder a este diario sobre las razones por las que se presentó este inconveniente.

Desde las 09:00, una motobomba colocada por esa empresa comenzó a extraer el líquido acumulado, lo que provocó que los mosquitos invadan   las viviendas y busquen charcos para reproducirse.

Las obras continuaron luego de la extracción total del agua putrefacta, que fue vaciada en una alcantarilla.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: