Municipio tendrá mayoría en la Asamblea Ciudadana

30 de septiembre de 2011 - 00:00

La ordenanza  para regular la Asamblea Cantonal de Participación Ciudadana, y que otorga la mayoría de delegados  (51%) a los representantes del Municipio de Guayaquil, fue aprobada ayer en el Salón de la Ciudad.

Con 11 votos a favor, 1 en contra y 3 abstenciones, se aprobó el estatuto luego de hora y media de debate en el que participaron tanto ediles como representantes de sectores sociales.

Los concejales que se mostraron a favor de la ordenanza defendieron su postura bajo el argumento de que el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, debe mantener el control de la Asamblea.

Por su parte, quienes se opusieron y abstuvieron (los concejales de PAIS), manifestaron que el reglamento no cumple con el objetivo de otorgar mayor representatividad a la ciudadanía.
“A mí no me vengan teóricos de participación ciudadana a enseñar sobre lo que eso significa”, afirmó Nebot al término de las intervenciones.

El burgomaestre respaldó su afirmación en el diálogo y acercamiento que mantiene “tres veces por semana y no tres veces por año” con varios sectores de la ciudad.

La Asamblea Cantonal tendrá, entre otras atribuciones,  la formulación del presupuesto municipal participativo, con las propuestas de los diferentes barrios y organizaciones sociales.

En el inicio del debate, Oscar Ugarte, activista GLBT; Maritza Marín, representante de los planteles laicos; Carlos Anchundia, delegado del Colegio de Economistas, y Luigi Lértora, delegado del Colegio de Ingenieros Civiles del Litoral, expusieron sus argumentos.

Ugarte manifestó que el literal C del artículo 13 de la ordenanza “debe contemplar más participación que 75 instituciones establecidas”.

También sugirió que la representatividad de estas entidades signifique el 51% de participación en la Asamblea.
Mientras que Marín, Anchundia y Lértora se limitaron exaltar la obra municipal en escuelas y servicios básicos como el “90% de cobertura de agua potable”, según el delegado del Colegio de Economistas.

El concejal Vicente Taiano (Prian) defendió la mayoría para el Cabildo en la Asamblea de Participación Ciudadana “para evitar intromisiones en las gestiones del Alcalde”.

Otros ediles como Leopoldo Baquerizo y Jorge Pinto (Madera de Guerrero) coincidieron con Taiano en el sentido de que había que respetar a “la mayoría que votó por Nebot”.

“El Alcalde tiene la última palabra”, aseveró Baquerizo. “La participación ciudadana está reconocida en el municipio mucho antes del Cootad (Código Orgánico de Ordenamiento Territorial Autonomía y Descentralización)”.

La concejala Guadalupe Salazar (PAIS) se abstuvo de votar debido a que “no existe representatividad ciudadana en la ordenanza planteada”.

Los otros ediles de PAIS, Gino Molinari y Anita Banchón, también se acogieron a la abstención, mientras que Anne Holst, alterna del concejal Octavio Villacreces, votó en contra.

El debate se desarrolló con amplia presencia de simpatizantes de Nebot, que en varias ocasiones recibieron llamadas de atención  del Alcalde debido a que fustigaban las intervenciones de los representantes de PAIS. Nebot se retiró de la sesión apenas se aprobó la nueva ordenanza municipal.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP