Locales municipales ofrecidos a ciegos serán revisados

31 de julio de 2012 - 00:00

La Defensoría del Pueblo en Guayas determinará una nueva fecha para la audiencia entre personas no videntes y el Municipio de Guayaquil, solicitada por la Asociación de Ciegos y Amigos de los Ciegos del Guayas (Acacig).

El motivo de la comparecencia es el desalojo de los vendedores de este grupo de atención prioritaria, el pasado 19 de julio, de la avenida 9 de Octubre por la Policía Metropolitana.

María José Hernández, delegada de la Defensoría en Guayas, citó a las partes a las 11:00 de ayer, pero la audiencia se instaló pasadas las 11:30, debido al retraso de los representantes del Cabildo.

El abogado Hernán Ulloa representó a los invidentes, mientras que José Arellano y Daniel Rodríguez asistieron en nombre del alcalde Jaime Nebot y de Xavier Narváez, director de Justicia y Vigilancia del Municipio, respectivamente.

Ulloa defendió el derecho de sus representados al trabajo digno y criticó el modo en que los metropolitanos “mantienen sitiada” la 9 de Octubre para evitar que trabajen los invidentes.

Arellano y Rodríguez, por su parte, refirieron que el Cabildo dispuso 22 puestos para estas personas en 5 puntos de la ciudad. Sin embargo, los miembros de la Acacig criticaron estos lugares porque, según ellos, no prestan garantías físicas ni económicas.

Al final de la audiencia, que duró alrededor de una hora, Hernández dispuso   una inspección in situ de los locales facilitados por el Cabildo y, tras los resultados de esta diligencia, convocará a un nuevo encuentro entre la Acacig y el Municipio.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: