Los conjuntos obtienen resultados a corto plazo

La venta de camisetas es un negocio ‘redondo’

- 12 de octubre de 2014 - 00:00

Los conjuntos obtienen resultados a corto plazo

En el libro de pases internacionales se han incrementado las cifras. La apuesta de los equipos de fútbol poderosos del mundo por tener a los mejores jugadores los llevó a ofrecer grandes cantidades de dinero. El objetivo: mejorar los resultados en la cancha y fortalecer su popularidad fuera de ella.

El colombiano James Rodríguez se convirtió en el tercer fichaje más caro en la historia del Real Madrid.  Pero 48 horas después de anunciarse la contratación del sudamericano, la firma consultora Euromericas Sports Marketing reportó 300.000 camisetas vendidas con el nombre de James. Algo muy común para el equipo español que, el año pasado, expendió un millón con la leyenda de Cristiano Ronaldo.

Indistintamente del buen momento futbolístico que está viviendo el Real Madrid, en la última década este equipo ha liderado las ventas de ese producto junto al Manchester United. El equipo inglés, con jugadores como Radamel Falcao (colombiano) y Ángel Di María (argentino) ha mantenido la popularidad entre sus hinchas gracias a sus nuevos talentos.

Los sitios de internet Purely Football, Pasión Libertadores y Marketing de los Deportes señalan que los uniformes más solicitados son aquellos con los nombres de Ronaldo y Lionel Messi. Les siguen los del alemán Mesut Özil (Arsenal), del holandés Robin van Persie y del inglés Wayne Rooney (los dos últimos del Manchester United).

El Real Madrid cuenta con una estrategia global que le permite comercializar grandes cantidades alrededor del mundo. “Muchos buscan aprovechar los partidos importantes para lanzar diseños conmemorativos, que son un poco más caros, pero que los fanáticos buscan por el sello de ‘ediciones limitadas’”, explicó a BBC Mundo Félix Tejedor, el director de la firma de consultoría deportiva Futbolfinanzas.com

En los últimos años, el comercio del uniforme se ha convertido en una estrategia indispensable para el  mercadeo y en especial de las finanzas. Principalmente, empleada por los grandes clubes europeos, los cuales disponen de recursos económicos suficientes para desembolsar grandes cantidades de dinero por jugadores. Solo con la venta de camisas con sus nombres pueden recuperar la inversión.

Por otra parte, para la liga ecuatoriana las estrategias son diferentes, pues los conjuntos de fútbol tienen que optar por tácticas de marketing menos costosas.

Los pequeños equipos no expenden grandes cantidades, pues carecen de presupuesto suficiente que permita contratar a jugadores que puedan incrementar significativamente sus accesorios.

“El marketing deportivo en Ecuador es una copia de Argentina y México, busca promocionar marcas en las camisetas olvidando todo lo que conlleva hacer marketing deportivo”, explica Édgar Salas, magíster en marketing, algo que no se ve en Europa donde “menos es más”.

Para el hincha ecuatoriano el comprar o no la camiseta de su equipo está determinado por el amor que le tenga a su equipo y no por los jugadores del plantel, aunque posea camisetas con los nombres de algunos jugadores.

Un hincha ecuatoriano, Cristian Pacheco, considera que eso no ha sido una determinante al momento de adquirir accesorios del equipo guayaquileño y lo demuestra con una colección de 39 camisetas del Club Sport Emelec.

DATOS

Las camisas de jugadores que más se venden son las de Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Mesut Özil, Robin van Persie, Wayne Rooney, Zlatan Ibrahimovic, Neymar, Sergio Agüero, Fernando Torres y Shinji Kagawa.     

Marketing es un concepto inglés, traducido al castellano como mercadeo o mercadotecnia. Se trata de la disciplina dedicada al análisis del comportamiento de los mercados y de los consumidores.

Los jugadores más costosos han sido Gareth Bale (91 millones de euros), el portugués Cristiano Ronaldo (96 millones de euros), el francés Zinedine Zidane (73,50 millones de euros) y el colombiano Radamel Falcao (80 millones de euros).

Para algunos hinchas la excesiva publicidad y la calidad de la camiseta no es de su agrado, lo que pudiera afectar un gran porcentaje de las ventas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: