La emisora tiene gran aceptación entre los jóvenes de la localidad

La Salinera es ‘La voz de los afros’ en Ibarra

- 20 de septiembre de 2015 - 00:00

La emisora tiene gran aceptación entre los jóvenes de la localidad

En la parroquia Salinas, del cantón Ibarra, provincia Imbabura, al norte del país, el concepto de radios comunitarias tiene mucha fuerza, Radio La Salinera, en el dial 88.9 FM, ha tomado fuerza entre los habitantes de la comuna. La sede de la radio se encuentra a 40 minutos del centro de Ibarra, se puede llegar en bus, un lugar diverso donde viven alrededor de 2.000 mil personas, en su mayoría afroecuatorianos.

La radio nace de la iniciativa de un grupo de jóvenes encabezados por el entonces teniente político,  Raúl Maldonado. En 2009 después de 4 años de trámites por obtener el permiso, mediante una fundación de ayuda a jóvenes, se logró el objetivo.

Sindi Tapia, colaboradora de la emisora, comentó: “La radio es el medio por el cual nos expresamos, ha tenido mucha aceptación por parte de la comunidad en general y es un espacio en el cual los jóvenes tienen el poder de expresarse con libertad”.

La programación radial es producida por 2 personas, los equipos de la emisora son de última generación y, según Maldonado, tiene el sonido más potente y limpio de todo el sector. “Cuando comenzamos nos ayudaron con capacitaciones y vinieron algunos ingenieros de la capital a enseñarnos el manejo de los equipos”, agregó. Cuentan con una cabina de locución y una cabina de control donde se programa la música bomba, el género musical preferido de Salinas.

Las aspiraciones de los funcionaros  de esta radio son ampliar la cobertura y que el dial pueda escucharse hasta Ibarra. La participación ciudadana es primordial en su funcionamiento, pues los jóvenes hacen los programas, especialmente uno de identidad que lo han calificado como el único que habla de ellos como elemento principal.

De ahí que la audiencia de esta emisora es -en un alto porcentaje- menor de 25 años. (I)

La emisora educa a la sociedad

La identificación cultural y la necesidad de comunicarse fueron los motores que impulsaron este proyecto.

Ahora el gran reto es profesionalizar lo que hacen. Por ello han decidido dejar la radio en manos de una joven que está por terminar sus estudios en comunicación social.

También se lleva a cabo un trabajo de capacitación que se realiza con las comunidades y que comienza a rendir frutos, pero el camino aún es largo. Lo principal es mejorar cada día. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: