En las horas pico, hay una gran congestión vehicular en este tramo de la ruta

La avenida Carlos Julio Arosemena se ensancha en el km 4.5

- 23 de junio de 2015 - 00:00

En las horas pico, hay una gran congestión vehicular en este tramo de la ruta

Francisco Vanegas ayer estuvo varios minutos tocando el timbre de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, del kilómetro 4,5 de la avenida Carlos Julio Arosemena, pero nadie le abría.

El sonido de una retroexcavadora, que durante la mañana estuvo rompiendo el pavimento, le impedía escuchar si alguien le hablaba al otro lado del intercomunicador del portal. “Me enviaron para ver los trabajos que se están haciendo aquí (afuera del templo)”, expresó el hombre quien, además de arquitecto, es el designado por la Iglesia para constatar que se cumpla lo acordado con el Municipio de Guayaquil. “Recién me voy a informar del tema”, añadió.

En el interior del cerramiento están colocados varios hitos de color rojo, que delimitan el área que el Cabildo intervendrá para la ampliación de la transitada avenida porteña.  Eso significa que en los próximos días se removerá el cerramiento de concreto. Trascendió públicamente que se lo desplazará cuatro metros hacia atrás.

El director de Obras Públicas Municipales, Jorge Berrezueta, adelantó hace tres meses que se expropiarán 1.250 metros cuadrados en el lado derecho de la vía (terrenos particulares) para ejecutar la construcción.

Con maquinaria pesada ayer se estuvo removiendo la acera que está al pie del templo. Los constructores colocaron cintas amarillas con el fin de crear un espacio para que los peatones puedan transitar con seguridad. No obstante, algunos ciudadanos expresaron que sentían temor de pasar muy cerca de los vehículos de grandes dimensiones.

“Da la impresión de que pueden golpearnos”, manifestó Mayra Jordán, una transeúnte que se dirigía a la parada de la Metrovía, al pie de la Universidad Santa María.  

En ciertos instantes la persona que operaba la retroexcavadora detenía la marcha para que los ciudadanos pudieran desplazarse tranquilamente.   

El cerramiento ya fue derribado en un sector. En su lugar se colocaron mallas metálicas. “El Municipio tiene que reconstruirlo luego”, explicó Vanegas.

Asimismo, hay un campamento municipal en la avenida Carlos Julio Arosemena.     

Obras adicionales

Los trabajos también contemplan la extensión del viaducto y una nueva escalinata de acceso. “Es un paso peatonal que sirve de ingreso para la Metrovía y que está justamente en la zona que deberíamos ampliar, por lo que vamos a prolongarlo para que nos permita la ampliación de dos carriles”, dijo Berrezueta.   

De esa manera, indicó en marzo, se tendrían cuatro carriles de circulación: dos que vienen de la avenida Carlos Julio Arosemena (que pueden seguir a la vía a Daule) y dos  de la avenida Miraflores (que pueden ir hasta Los Ceibos).   

De acuerdo con el cronograma anunciado se espera que la obra sea terminada el 15 de agosto de este año, aunque en marzo se indicó que todo iba a estar listo en mayo. El costo estimado del trabajo ascendía a $180.000.

Durante la mañana, los atascos continuaron registrándose en esa parte del norte de la ciudad.

La congestión se debe a que en ese tramo se concentra el tráfico que proviene del puente Cinco de Junio, ciudadela Miraflores y de quienes van hacia la vía a la Costa. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: