Interagua tiene 15 días para justificar el corte

- 12 de diciembre de 2019 - 00:00
Los problemas que tiene la tubería en Vía a la Costa son la vetustez y el robo de agua. Empresas y promotores inmobiliarios hacen conexiones ilegales.
Foto: William Orellana / El Telégrafo

La Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil abrió un proceso para multar a la concesionaria por un corte de más de 50 horas.

Hasta el 26 de diciembre Interagua tiene plazo para entregar pruebas de descargo sobre las causas de un corte de agua ocurrido el viernes 6 de diciembre en la Vía a la Costa, oeste de Guayaquil. Este se extendió hasta 50 horas en algunos sectores.

Andrés Mendoza, presidente del directorio de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (Emapag), detalló que el 11 de diciembre notificó a la concesionaria el inicio del cargo de la infracción.

Indicó que la acción está sustentada en la cláusula 1.2.2 del anexo 8 del contrato de concesión, la cual detalla que en caso de suspensiones imprevistas por más de 48 horas la multa será de $ 45.000.

El corte en mención estaba agendado para la tarde del sábado 7 de diciembre y debía culminar el domingo 8 en la tarde; sin embargo, un agravamiento del daño en el acueducto de 700 mm, que provee del líquido vital al sector, obligó a adelantar los trabajos.

Mendoza indicó que la suspensión se extendió hasta la parroquia Juan Gómez Rendón (Progreso), donde el fluido regresó luego de más de 50 horas.

Según los datos de Emapag, el número de familias afectadas llegó a 20.000. El funcionario admitió que uno de los motivos de las constantes interrupciones es que la tubería es vieja y que el aumento en la presión por el crecimiento de pobladores en la zona la hacen proclive a fugas.

Otro hecho que provoca daños en el acueducto es el robo. Aseguró que hay personas que pinchan el tubo para sustraer el agua y que para reparar esos daños, se debe suspender el servicio.

El funcionario explicó que los equipos técnicos de Interagua y Emapag trabajan para hallar una solución a los problemas de la zona. En lo que va del año 2019 se presentaron más de diez cortes.

Una de las opciones que se baraja es la construcción de un nuevo acueducto que cumpla con las exigencias del sector; otra es instalar válvulas de paso para que cuando haya una fuga la afectación se limite al sector y no a toda la red.

Guillermo Ayala, representante de los moradores de las ciudadelas de la Vía a la Costa, instó a socializar las posibles medidas. Añadió que “imponer una multa no soluciona el problema”.

Esta no es la primera vez que Emapag inicia un proceso de infracción contra Interagua. En 2008 la concesionaria debió pagar una multa de $ 5.4 millones por incumplir con la cuota de inversión correspondiente a ese año. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP