Fútbol callejero, terapia contra la criminalidad

11 de abril de 2011 - 00:00

Como si se tratara de un festival, acompañados  de música, baile y fútbol, se reunieron el pasado viernes decenas de familias de la cooperativa Río Guayas, ubicada en el sector tGuasmo Norte. El motivo del encuentro fue celebrar la clausura del proyecto “Tarjeta roja a la violencia”, un campeonato de fútbol callejero impulsado desde el 4 de enero por la corporación Ser Paz, con ayuda de Unicef y la Municipalidad de Guayaquil.

La fiesta arrancó a las 19:00, el torneo que llegaba a su fin tenía como protagonistas a los amarillos de “La Trece” y a “Los Eléctricos” de color azul.

Los equipos,  acompañados por sus familiares y sus respectivas barras, disfrutaron de un show de breakdance por parte del grupo 042 Crew, antes de la  gran final.  

Una vez finalizado el show musical, Nelsa Curbelo, directora de Ser Paz, entregó a un representante de la cooperativa Río Guayas la placa al “Barrio buena gente”, un reconocimiento  para  los barrios que han participado de manera disciplinada durante el campeonato.

Premian también la limpieza, arreglos de luces y pintura de canchas, realizados en el sector durante los últimos tres meses.

11-4-11-baile-de-cabezaLa final arrancó alrededor de las 20:00, cada uno de los equipos contó con cinco jugadores, un arquero y una mujer, cada gol femenino equivale hasta 5 puntos. Algo que también hace interesante a los torneos es que en la competición no existen árbitros, la duración de cada tiempo es de 15 minutos y el equipo no gana solo por goles anotados sino que cuentan otros factores, como el comportamiento de las barras, las faltas cometidas y la originalidad de las celebraciones al anotar.

Michelle Cordero (14)  juega en “La Trece” y es conocida como la “Ronaldinha”. Sus padres, Elisa Salazar y Jorge Cordero, la apoyaron durante todo el torneo. “Siempre le ha gustado el fútbol, cuando era pequeña no me pedía muñecas sino pelotas”, dijo su madre. Michelle fue la autora del último gol del equipo.

Curbelo aseguró que el deporte es una forma de unidad y que en estos casos, al incentivarlo, además de  alejar a los adolescentes de los malos hábitos,  se reducen los índices delictivos. “Pretendemos que, mientras esto ocurra, la gente pueda salir de sus casas. En estos sectores, después de las 18:00, todos se  esconden en sus domicilios y no puede ser que los delincuentes se salgan con la suya y se adueñen la ciudad”, manifestó. La fundación planea regresar en un tiempo determinado para constatar si la gente del barrio continúa divirtiéndose y jugando fútbol en este horario.

Ecuador va a participar en el mundial de fútbol callejero en Brasil 2014, al mismo tiempo que se juega el Campeonato Mundial de Fútbol de la FIFA. Esta semana se clausurarán los torneos en Flor de Bastión (bloque 1) y las calles Colón y la 3, en el centro de la ciudad.

A partir de mayo se reiniciará el proyecto en otros sectores que están aún por designarse.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: