Samanes acogió cientos de visitantes en su feria

- 28 de julio de 2018 - 00:00
La mayoría de los puestos de comida ofrecían a sus clientes diferentes tipos de salsas para acompañar sus platillos.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

A pocos metros del estadio Christian Chucho Benítez se lleva a cabo hasta mañana una feria de platillos típicos. El evento se realiza por fiestas julianas.

Juan Sosa y su esposa Luz Cedeño acudieron la tarde de este viernes 27 de julio, al Parque Samanes, norte de Guayaquil, para degustar una bandera criolla (arroz, guatita, fritada y cebiche). Allí se realizó una feria gastronómica en el marco de las festividades por los 483 años de fundación de la urbe.

El intenso sol que cayó sobre la ciudad no fue impedimento para los cientos de personas que asistieron a este evento en donde hubo más de 40 stands de expositores de artesanías y productos varios, una tarima con música en vivo (artistas nacionales y show infantil).

“Yo vivo en Sauces 2 y cada vez que hay eventos como estos vengo con mi familia. Es bonito porque así los chicos juegan en el parque y dejan por un rato esos aparatos electrónicos que siempre cargan en la mano”, dijo Mercedes Bueno, una ama de casa que llegó acompañada de sus dos hijos, sus nueras y tres nietos.

“Me gustó lo que hizo el mago. Yo quería subir (participar), pero me daba miedo”, sostuvo Carlitos, un menor de 11 años, quien se encontraba degustando una empanada de queso con su mamá.

Pero los ecuatorianos no fueron los únicos en disfrutar de esta feria. Jorge Finol, un venezolano que lleva tres años en Guayaquil, también fue al evento acompañado de su esposa, dos hijas y un primo, quien llegó hace un mes al puerto principal.

“Mi primo (Tomás) no ha podido conocer mucho la ciudad, así que lo sacamos para que conozca el parque que es muy grande y bonito, y coma los platillos típicos de aquí que son riquísimos. La menestra, la guatita y el bollo son los que más nos ha gustado. Todo es muy rico y la gente también se ha mostrado con nosotros bastante abierta y amable”, agregó el empleado de un local comercial.

Artesanías en el lugar

Las artesanías ecuatorianas también fueron unos de los artículos más solicitados del día. Durante un recorrido encontramos jarrones alusivos a las costumbres y tradiciones del folclore andino ecuatoriano a $ 10, $ 20 y $ 25, aunque se podía pedir una rebaja.

“Hay preciosidades. Una se vuelve loca con tantas cosas. Voy a aprovechar para comprarle un regalo a una entenada que se acaba de casar y se cambió de casa”, comentó María Teresa Zambrano, una manabita radicada en Guayaquil hace 32 años, quien estuvo “de pasada” por la feria artesanal. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: