Visitantes piden que se mantega el orden

El puente peatonal a Santay atrae al comercio informal

- 17 de agosto de 2014 - 00:00
Cerca al paso Guayaquil-Santay 8 (sur) se comercializan alimentos. Un vendedor de sombreros consume uno de los productos que se vende en carretilla. Foto: Ronny Paredes.

Visitantes piden que se mantega el orden

Hasta mayo la calle El Oro solo era el acceso a la empresa Molinera y a la residencia de marinos de la Armada Nacional. Hoy, por allí, a diario transitan cientos de turistas que visitan el nuevo paso peatonal que conecta al sur de Guayaquil con la Isla Santay. Además, el sitio se ha convertido en uno de los espacios más concurridos por los comerciantes ambulantes, quienes ofertan desde comida hasta adornos para el hogar.

Luis Maldonado, un comerciante informal que vive en el barrio Garay, es uno de ellos. De lunes a viernes vende agua y jugo de naranja. Gracias al fuerte sol su negocio da buenos resultados. “Gano $ 20 diariamente, en feriado es mejor”.

El 27 de julio, Maldonado vendió siete pacas de agua en 3 horas, a $ 0.50 cada botella. Las cifras monetarias no sorprenden, compradores sobran. Hasta la citada fecha 160.000 visitantes conocieron el puente basculante.

Las estaciones de Metrovía del Barrio Centenario presentan mayor cantidad de usuarios, pues es el medio de transporte más cercano a la zona. El último fin de semana de mayo cerca de 10.000 personas utilizaron las paradas. En el primer sábado y domingo de junio casi 14.000 pasajeros ingresaron a ellas.

Pero hay otros que no se sienten beneficiados. Margarita Morales, quien desde hace 18 años tiene un puesto de caramelos y bebidas en la zona, se quejó de que, como los conductores ya no pueden ingresar a la calle por los bloqueos del tránsito, sus ganancias se redujeron. “Antes venían más conductores que me compraban. Ganaba $ 60 todos los días, ahora solo $ 20 o 25. No obstante, los fines de semana obtiene entre $80 o $90.

Pedro Chávez, cuidador de carros, también disminuyó sus ganancias, pues desde junio tiene ‘competencia’ en las calles contiguas.

Él recibe 20 dólares en los ‘días buenos’.

Kandy Velástegui y Adolfo Klinger, turistas guayaquileños, respetan a los comerciantes; sin embargo, al igual que otros, esperan que se logre mantener el orden en el sector.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP