Los habitantes del puerto principal tampoco pueden limpiar los carros en la calle

El alquiler de áreas para lavadoras y talleres en Guayaquil llega a $ 350

- 17 de enero de 2015 - 00:00
En la avenida Isidro Ayora existen 9 lugares donde aún permanece el servicio informal de lavado de autos. Foto: Pilar Vera / El Telégrafo

Los habitantes del puerto principal tampoco pueden limpiar los carros en la calle

Los recientes operativos emprendidos por el Municipio de Guayaquil contra el servicio de talleres y lavadoras de carros informales han obligado a los propietarios de estos negocios a buscar un local.     

Ante la prohibición de usar calles y veredas, quienes se dedican a esta actividad comienzan a alquilar espacios desde los $300 mensuales por terrenos que no pasan de los 20 metros cuadrados.  

En la av. Isidro Ayora (Mucho Lote), Rodrigo Icaza (Sauces), Juan Tanca Marengo (Lomas de Prosperina), Hugo Cortés (Guasmo) y en varias intersecciones del suburbio, hay propietarios de estos negocios que se resisten a dejarlos.

Solo en la av. Isidro Ayora, entre Mucho Lote y Bastión Popular, existen aproximadamente 20, entre formales e informales. En estos sitios la limpieza de automotores va desde los $3 hasta los $8, dependiendo del tamaño del vehículo.      

No obstante, la mayoría ha optado por buscar un local cercano para continuar su actividad. Jericó Delvalle administra su establecimiento desde hace año y medio en Mucho Lote.

En un día puede obtener hasta $40 diarios y por el alquiler de un terreno de 3 por 15 metros deberá pagar ahora $300, lo cual le perjudica económicamente. “Encima hay que pelear por la competencia que hay en la zona”, manifiesta.  

En una situación similar está Javier Andrade, quien tiene un taller mecánico en Los Tulipanes, cerca de la av. Hugo Cortés.

Debido a los controles recientes se animó a buscar un local de 20 por 10 metros por el que comenzará a pagar $ 350 mensuales.

Por el sector no hay muchas opciones de predios grandes para instalar talleres o lavadoras. Andrade observó que para trabajar en óptimas condiciones el negocio requiere, mínimo, de 25 metros cuadrados.   

Gabriela Mera, en cambio, tiene problemas para ubicar un local cerca de su puesto informal de lavadora de autos, ubicado en Lomas de Prosperina.

La opción más cercana es un predio de 15 por 15 metros ubicado en La Florida, a casi 40 minutos de su residencia.

Pagar tasas por el trabajo que efectúan en calles y veredas es una sugerencia que plantea Mera para evitar la salida de su sector. “De lo contrario, además de los $320 de alquiler, tendría que cancelar transporte”.

El Cabildo multa, previa notificación, con el 50% del salario básico ($177) por ocupar la vía pública para vender, lavar o arreglar los vehículos. En una semana se notificó a 300 personas para que cancelasen la multa.

La sanción se contempla en las ordenanzas de Uso del Espacio y Vía Pública. La acción también se ampara en el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial Autonomía y Descentralización (Cootad).

Los dueños de automotores que deseen lavar sus carros por cuenta propia deben hacerlo dentro de los predios de sus domicilios. En caso de hacerlo en calles y aceras se exponen a la multa de $177.

La Dirección de Justicia y Vigilancia tomará fotos de los vehículos infractores y notificará a sus propietarios en su lugar de residencia o vía correo electrónico.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: