Nuevo puente a Samborondón genera división de criterios en Guayaquil

- 21 de abril de 2018 - 00:00
Los obreros de la constructora Enlace 780 ultiman detalles del viaducto que, según el cronograma previsto, se entregará el próximo 3 de mayo.
Foto: José Morán / El Telégrafo

Mientras unos están convencidos de que la estructura solo les traerá contaminación auditiva y de monóxido de cabono, otros creen que el tráfico incrementará las ventas en sus tiendas.

Los obreros en la avenida José María Egas, norte de Guayaquil, son escasos pues los detalles pendientes antes de la entrega del viaducto que se conectará con el nuevo puente a Samborondón son pocos.

La inauguración está prevista para el 3 de mayo próximo, según el cronograma de la empresa Enlace 780, encargada de los trabajos en cuatro frentes: autopista Narcisa de Jesús, estructura sobre el río Daule, viaducto de Samborondón e intervención de la avenida León Febres-Cordero, km 3,5.

En el lado de Guayaquil, los vecinos del paso elevado que conecta con la avenida José María Egas mantienen posturas divididas en cuanto a la utilidad de la estructura. Unos consideran que la obra solo servirá a Samborondón y otros creen que el tráfico traerá clientes a sus negocios.

Manuel Ríos, de la manzana G de Brisas del Río, reconoce que el Municipio de Guayaquil mejoró la infraestructura de las calles peatonales desde que comenzó la obra en 2016.

Sin embargo, está convencido también de que el tráfico que vendrá desde Samborondón aumentará los índices de contaminación auditiva y con monóxido de carbono.

Hasta finales de 2015, comenta Ríos, la zona “era casi muerta en lo que a tráfico se refiere, la mayoría de los carros se dirigían a Sauces 4, 5 y 6, muy pocos pasaban por aquí, en realidad”.

Otro aspecto que se observa es que algunos inmuebles están con letreros que indican venta o alquiler. Ofelia Mena, de la manzana F, tiene una explicación para eso: Hay propietarios convencidos de que el puente arruina la plusvalía.

“Están apurados por vender desde hace casi un año cuando todavía se rompían las calles para el puente”, relata Mena. La estructura del viaducto, hacia cada lado, solo guarda una distancia de tres metros con las casas, lo que “incomoda a los vecinos”.

El mencionado espacio en realidad son los carriles que conectan con las calles peatonales. Por el momento están cerrados debido a que los trabajos continúan.

Los propietarios de comercios, en cambio, ven una oportunidad para desarrollar los locales de abarrotes y venta de alimentos.

Flor María Vera, de 46 años, instaló hace 15 días su negocio de ceviches en un espacio comercial ubicado en los bloques de Sauces 4. Ella tiene altas expectativas, porque cree que la gente de Samborondón llegará a su local.

Por el momento, admite, “la venta no es buena pero espero que mejore cuando aumente el paso de carros”. En los alrededores del nuevo viaducto no existe movimiento comercial como sí ocurre a 100 metros, en la avenida Rodrigo Ycaza.

Manuel Espinoza, dueño de una tienda en Brisas del Río, cree que todo cambiará cuando empiece a funcionar el puente. “Cuando aumenta el paso de vehículos, aumentarán los negocios. Solo mire la variedad que encuentra, aquí nomás, en Sauces 3, 4 y 5”, pondera.

Por su parte, César Ramírez, superintendente de la obra, consideró que la integración del nuevo puente con los viaductos de la av. José María Egas y la autopista Narcisa de Jesús representará un alivio a la circulación en el Puente de la Unidad Nacional.

La capacidad de la estructura es de 20.000 vehículos por día. “Esa es la cantidad que actualmente circula hacia el Puente de la Unidad Nacional”, dijo Ramírez. La obra contó con una inversión de $ 72 millones. (I)

Gestiones
Reuniones con vecinos
El consorcio Enlace 780 mantuvo reuniones periódicas con habitantes de sectores afectados para la implementación de las obras complementarias del puente que conectará a Guayaquil y Samborondón.

16 casas fueron expropiadas y demolidas para la construcción de uno de los viaductos.

Cobro de peaje
El Municipio de Samborondón definirá en octubre próximo el cobro de un peaje por usar el puente. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: