Diversidad cultural hace del Ecuador un país atractivo al turista

- 26 de mayo de 2018 - 00:00
A más de los sitios turísticos y la gastronomía, la forma como el ecuatoriano atiende a los visitantes atrae a más extranjeros.
Foto: Tomada de Internet

El pasado 21 de mayo se celebró el Día de la Diversidad Cultural para el Diálogo y Desarrollo, fecha declarada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El objetivo de esta proclamación es mantener un estado de paz y armonía entre las naciones, sobre todo aquellas que acogen a personas de diferentes países que poseen diversas culturas.

La presencia de extranjeros en Ecuador es cada vez más notoria. Personas de distintos países y nacionalidades llegan al país por varios motivos: turismo, educación e inclusive por trabajo.

Henry Edwards es un joven oriundo de Estados Unidos. Llegó al país hace tres años, a través de la Fundación Rostro de Cristo. Trabaja como voluntario ayudando a niños y jóvenes en Monte Sinaí (Guayaquil) y en Durán.

“Para mí, la mayor diferencia cultural es la apertura que tienen las personas aquí. Me encanta conversar con desconocidos que encuentro en las calles. En mi país no se hace eso. Las personas me tienen mucho cariño”.

Agrega que “la gente celebra hasta las cosas más pequeñas como una gran fiesta”.

Una encuesta del portal web International Living posicionó al país en el puesto N°1 como el mejor destino extranjero para retirarse.

La biodiversidad, las diferentes regiones, sus culturas, los platos típicos y costumbres son algunas de las razones por las que Ecuador obtuvo 14 premios en el concurso internacional World Travel Awards en 2017. Así se convirtió en el país con más reconocimientos de Sudamérica.

Además, una de las características que más atrae a los inmigrantes es la gentileza con la que los ecuatorianos los reciben.

En 2014, el país obtuvo el resultado más alto en la categoría de “facilidad de hacer amigos”, en una encuesta realizada por InterNations.

“El contacto temprano y continuo con distintas culturas nos permite tener una visión más amplia sobre el mundo. Entender que las personas creen y piensan de formas diversas es esencial para disminuir la tensión y conflictos en cualquier sociedad”, dice Jonathan León, docente e investigador. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: