Av. Rodríguez Bonín inaugurada con falla en ruta de la ciclovía

27 de octubre de 2012 - 00:00

La avenida José Rodríguez Bonín, al oeste del cantón, fue inaugurada ayer, oficialmente, por el alcalde Jaime Nebot luego de más de 14 meses (incluidos dos de prórroga) desde que fue intervenida por el Municipio de Guayaquil.

Aunque la llegada del burgomaestre estaba prevista aproximadamente a las 11:00, los simpatizantes del Cabildo comenzaron a arribar antes de las 10:00, que causó que el tráfico vehicular fuera lento en la intersección con la avenida Barcelona.

Al mismo tiempo, varios obreros colocaban letreros, con el rótulo “Obra de Nebot”, en el tramo que posteriormente recorrería el titular del Cabildo. Las obras en el pavimento culminaron antes de la segunda quincena de este mes, solo faltaban ultimar detalles en cuanto a señalética, lo cual quedó listo para su inauguración.

También se colocó una placa conmemorativa, a la altura de la Policía Judicial, que hace referencia a que la obra entregada corresponde a la Alcaldía de Nebot. Entre las principales novedades de la Rodríguez Bonín -que mide 1.250 metros- está el incremento de la señalética y se colocó el sistema de alcantarillado.

La vía, que se extiende desde el puente Portete hasta la avenida del Bombero, cuenta con un parterre central con arborización. En esta obra se invirtieron 5’711.000 dólares, en total. Algunos moradores consideraron que la mayor novedad fue la delimitación de la ciclovía, no obstante hicieron varias observaciones.

La contratista Ripconciv y Asociados, responsable de la obra, dispuso un carril exclusivo en el sentido este-oeste, que se encuentra en un nivel inferior a la acera. Si un ciclista viene desde la avenida Barcelona debe desviarse a la altura del primer semáforo y seguir por los carriles ubicados en el sentido oeste-este.

En ambos carriles, los pedalistas deben tener cuidado con los peatones que cogen transporte urbano. Abel Tipay, de 19 años, desde hace varios días aprovecha este espacio, pintado en la Rodríguez Bonín, para llegar hasta su trabajo en Portete y la 20, desde su vivienda en Jardines del Salado.

El joven, además de los peatones, debió tomar precauciones con varios postes. “Pensé que habría un carril exclusivo para las bicicletas, pero resulta que tengo que subirme a la acera”, manifestó Tipay. La situación, citada por el joven, solo se presenta en el sentido oeste-este, en el cual la señalización de la ciclovía comparte el mismo espacio de la acera.

Jimmy Martillo, dirigente de Ciclistas de la Calle, recorrió ayer la nueva alternativa para recoger inquietudes y realizar las respectivas observaciones al alcalde Nebot. “Hubiese sido pertinente que -el Cabildo- invitara a varios grupos de ciclistas para que se conozca la opinión de todos los involucrados y no solo mía”, indicó Martillo.

Sobre la delimitación de la ciclovía en la acera, afirmó, es la primera vez que ve algo como eso en el país. “Si esto va a quedar así, habría que acostumbrarse, porque hay cuestiones que nosotros reclamamos, pero las autoridades se hacen de oídos sordos”, comentó Martillo.

En cambio, otros, como Tomás Benavides, prefirieron la acostumbrada rutina de transitar por un costado de la calle antes que subir a la acera con la señalización de la ciclovía. “Puede que sea más peligroso, lo admito, pero es más rápido que estar esquivando postes y peatones”, afirmó Benavides.

El alcalde Jaime Nebot llegó a las 11:00 y recorrió la nueva obra en compañía de Doménica Tabacchi, vicealcaldesa  de la ciudad, y Daniel Cuellar, actual presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE) en Guayas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: