Mi vida, el fútbol

- 13 de julio de 2014 - 00:00

Me inicié en el fútbol cuando tenía 5 años, de la mano de mi padre Patricio Velarde y mi hermano Andrés. Con ellos practicaba y aprendía el balompié, y hasta el día de hoy sigo compartiendo.

A los 8 años entré a la Escuela de fútbol Los Aguinaga, que era para hombres, sin embargo gané mi espacio y el respeto de todos. Tiempo después, por el trabajo de mi padre, viajé a Costa Rica, donde formé parte de las inferiores del Club Saprissa.

Con ese maravilloso grupo compartí 2 años y pude vivir mi primera experiencia internacional: un viaje a Minnesota, Estados Unidos, para el Torneo Schwans, representando a Saprissa.

De regreso en Ecuador —con 15 años— ingresé al equipo de la Universidad Católica de Quito, en el que destaqué.

A los 16 años fui convocada, primero a la Selección de Pichincha y luego a la Selección Nacional del Ecuador. Con esta última viajé y participé en tres sudamericanos y un Panamericano de Fútbol.

Con una beca completa y con el apoyo de mis padres, pude cumplir uno de mis sueños: jugar y estudiar en los Estados Unidos. Cursé la carrera de Exercise Science y Fitness (Entrenamiento Personal y Preparación Física) en la Universidad de Lee University, en Tennesee.

Fui transferida a Southeast Missouri State University en Cape Girardeau, Missouri. Durante los siguientes 3 años -con una beca completa- continué mis estudios de entrenadora personal y preparación física. En el verano de 2010 -a mis 21 años de edad- viajé a San Diego California y tuve la posibilidad de formar parte del fútbol semiprofesional.

De regreso a Ecuador, me vinculé al equipo de la Universidad San Francisco por seis meses y viajé a Argentina para participar en el Torneo Córdova Cup. En este país estudié, durante 2 años, Entrenamiento Personal, Preparación Física Deportiva, Entrenamiento Funcional y Nutrición Deportiva.

Durante 4 meses jugué en el Club Boca Junior´s, pero lamentablemente sufrí una grave lesión tuve que regresar a Quito para la operación de mi rodilla.

Esta situación influyó en mi decisión de crear mi propia academia de fútbol. Fue una idea que compartí con mis padres, quienes fueron mi principal apoyo para dar forma a este sueño que surgió por mi pasión por el fútbol y por el interés de que el fútbol femenino crezca en nuestro Ecuador.

El sueño finalmente se hizo realidad y hoy tengo una Academia de Fútbol que lleva mi nombre: Mabel Velarde, un espacio donde aplico e imparto diariamente mis conocimientos deportivos y académicos, como mi experiencia nacional e internacional. Mis alumnos son niñas, niños y jóvenes desde los 5 años hasta los 18 años. Busco crear y formar nuevos talentos dentro del fútbol femenino con el fin de que esas jugadoras tengan la misma oportunidad que yo tuve, es decir, que puedan viajar a estudiar y practicar el fútbol con una beca en Estados Unidos. Este es uno de los objetivos de la Academia.

Actualmente, juego para el club ESPUCE que participa en el Campeonato Nacional de Fútbol Femenino organizado por el Ministerio del Deporte.

Además, curso la Carrera de Director Técnico Deportivo (cuarto semestre) en el Instituto Superior de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Desde marzo de 2013 soy entrenadora en las cuatro categorías de fútbol femenino a nivel provincial en la Concentración Deportiva de Pichincha.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: