La punta es amarilla

- 13 de mayo de 2019 - 00:00
El delantero de Barcelona Ángelo Quiñónez (arriba a la derecha) y el volante Richard Calderón (arriba a la izquierda) disputan el balón con el volante de Emelec Wilmer Godoy (de azul en el centro).
Foto: Lylibeth Coloma / ET

Barcelona venció ayer a Emelec en el estadio George Capwell con un tanto de Fidel Martínez, que llegó a 10 goles en la LigaPro. Los azules mostraron muchas falencias en defensa e imprecisiones en la zona de ataque.

Barcelona es el nuevo puntero de la LigaPro. El cuadro amarillo derrotó anoche 1-0 a Emelec en el estadio George  Capwell con un tanto de Fidel  Martínez a los 23 minutos.

Gracias a este triunfo, los dirigidos por el estratega uruguayo Leonardo Ramos  sumaron 27 puntos y +13 de gol diferencia para liderar el torneo nacional. Independiente del Valle también tiene 27 puntos, pero +9 de gol diferencia. 

El planteamiento de Ramos fue inteligente. Desde el inicio del partido le entregó la pelota y la iniciativa a Emelec. Pero el cuadro eléctrico no pudo traducir aquello en goles por su imprecisión de media cancha hacia adelante.

Pero la insistencia en el ataque hizo que se encontrara con dos jugadas de peligro, una de ellas un cabezazo esquinado del central Marlon Mejía que se estrelló en el vertical. El arquero Máximo Banguera solo miró el balón.

Barcelona salió a la cancha a esperar al rival y a contragolpear. Y la estrategia le dio resultado. A los 23 minutos, Cristian Alemán recuperó la pelota en una mala salida de Emelec, se la pasó a Ángelo Quiñónez, este desbordó por la banda derecha y centró a ras de piso para que Martínez empujara el balón dentro del arco. El delantero ecuatoriano suma 10 tantos en esta temporada.

El gol fue un punto de inflexión. Emelec se fue diluyendo poco a poco, se dejó invadir por los nervios y su defensa dio ventajas. 

Barcelona pudo haber terminado el primer tiempo con más de un gol de ventaja, pero Marcos Caicedo, que salió lesionado en la primera parte, y el mismo Martínez perdonaron a Emelec.

El segundo tiempo empezó con retraso por problemas en las luminarias del estadio Capwell que fueron solucionados oportunamente.

Barcelona perdió en la segunda parte al lateral Mario Pineida por una fractura en el antebrazo izquierdo. Fue trasladado a una clínica y será baja dos meses. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: