La portería ahora es un mercado que mueve millones

- 12 de agosto de 2018 - 00:00
Fotos: Internet

Los arqueros han aumentado su valor en el mercado de transferencias y después de 18 años se rompió el récord del mayor fichaje, que tenía el italiano Gianluigi Buffon.

El español Kepa Arrizabalaga, el guardameta más caro del mundo, negó en su presentación como nuevo jugador del Chelsea, sentir una “responsabilidad extra” por la cantidad pagada por él y reivindicó que los altos precios desembolsados “dan valor a la figura del portero”.

El Chelsea pagó 80 millones de euros ($92,2 millones) al Athletic Club de Bilbao por Kepa, lo que lo convierte en el arquero más costoso del planeta, ya que supera los $82 millones por los que el Liverpool se hizo con el brasileño Alisson Becker, de la Roma, este mismo verano.

El precio es el precio y no siento una responsabilidad extra por eso. Voy a ser el que soy y a hacer lo mejor posible más allá del precio. Sé que el Chelsea ha hecho una gran apuesta por mí y voy a tratar de responder a la confianza más allá de lo pagado”, dijo Kepa en el estadio de Stamford Bridge en la presentación oficial.

“El mercado ha subido mucho los precios en los últimos años; algo que es consecuencia de los ingresos de los clubes por televisión y por distintos medios. Creo que el pago de altas cantidades por los guardametas es una buena manera de darle valor a quien evita los goles”, valoró.

Kepa, de 23 años, que peleará por la titularidad con dos veteranísimos como son el argentino Willy Caballero (36 años) y Rob Green (38 años), aseguró que conocía del interés desde el final de la Copa del Mundo de Rusia 2018 y que una de las cosas que más le atraían de la oferta “Blue” era “la propuesta del entrenador”, el italiano Maurizio Sarri.

El precio de los derechos deportivos de un guardameta no se disparaba tanto desde 2001. El italiano Gianluigi Buffon mantenía el récord cuando fue traspasado del Parma a la Juventus.

El equipo de Turín pagó $60 millones por él, una cifra exorbitante para un jugador de su posición en esos tiempos. Tuvieron que pasar 17 años para que esa cifra sea superada.

Kepa supera también, obviamente, a David de Gea como el guardameta español por el que se ha desembolsado una mayor cantidad de dinero. El Manchester United pagó $28,8 millones al Atlético de Madrid por el cuidapalos madrileño hace siete años, según datos del portal Transfermarkt.

El guardameta de Ondároa (Vizcaya) se sitúa provisionalmente en la tercera posición de los traspasos más caros durante este mercado de verano, por detrás de los $155 millones que ha pagado el París Saint-Germain al Mónaco por Kylian Mbappé —haciendo efectiva su opción de compra obligatoria tras un año de cesión— y de la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus de

Turín procedente del Real Madrid previo pago de $134 millones.

En el suroeste de Londres, el portero coincidirá con seis compatriotas —César Azpilicueta, Marcos Alonso, Cesc Fábregas, Pedro Rodríguez y Álvaro Morata— a los que, según reveló, pidió referencias sobre el club.

“Conocía a algunos jugadores de la actual plantilla porque he coincidido en la selección; algunos en el último Mundial. Hablé con ellos y las referencias fueron muy positivas; me animaron a salir de España, venir a Inglaterra y vivir esta nueva experiencia”, comentó.

“Volví de vacaciones después del Mundial y unos días después supe del interés. Hubo propuestas, pero el Athletic no suele negociar y se remite siempre a la cláusula y por eso se ha hecho en estas fechas (el fichaje). Pero ya conocía del interés del club y del entrenador”, dijo.

“Me atrae mucho la propuesta del técnico y tengo buenas referencias de él. Hablé con Pepe Reina, quien estuvo con él el año pasado en el Nápoles. La idea se asemeja al juego de la selección española”, indicó Kepa. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: