La selección sub-17 se repuso a la salida de jugadores sancionados

- 24 de diciembre de 2015 - 00:00
Los jugadores de la selección nacional Sub-17 celebran la clasificación a los cuartos de final del Mundial Chile 2015. La ‘Tri’ avanzó hasta esa instancia mostrando buen toque y contundencia ofensiva.
Foto: AFP

El combinado ecuatoriano dirigido por Javier Rodríguez finalizó tercero en el Sudamericano de Paraguay, pero esa actuación se vio manchada por tres casos de jugadores que adulteraron documentos y fueron suspendidos. En el Mundial de Chile demostró que el equipo no necesitaba de ayudas para llegar lejos.

La selección ecuatoriana Sub-17 generó orgullo y decepción en el 2015. Con una actuación sorprendente en el Sudamericano de Paraguay, que se disputó en marzo pasado, se ganó los aplausos de los aficionados nacionales que disfrutaban del juego vistoso que la llevó a ser tercera en el campeonato, donde además se hizo acreedora al premio Juego Limpio. José Gabriel Cevallos, Pervis Estupiñán, Anderson Naula, Jhon Pereira, Fabiano Tello, Andy Casquete, Washington Corozo, entre otros, se convirtieron no solo en figuras de la Tricolor, sino también del torneo. Sin embargo, después de finalizado el campeonato hubo acusaciones sobre la identidad de algunos jugadores que eran parte del combinado juvenil y otros que formaban parte de los equipos del balompié ecuatoriano.

Las investigaciones de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) determinaron irregularidades en los documentos de Andy Casquete, Joao Tello (‘Fabiano’) y Josué Cortez Montaño (‘Joao Montaño’). El organismo los sancionó tras analizar el informe entregado por el Registro Civil.

Casquete recibió una sanción de un año calendario, mientras que Tello y Cortez fueron suspendidos con seis meses. Estos dos últimos recibieron un castigo menor porque admitieron su falta y colaboraron con las investigaciones, no así Casquete, quien junto a su familia sostenía que era menor de edad. “En el caso de Andy Casquete, la Comisión de Investigación determina que el documento que utilizó el jugador para lograr su inscripción y habilitación en la FEF, como jugador nacido en 1998, no es válido y no es idóneo, por tanto su inscripción fue lograda con documentos no legales y la Comisión de Disciplina estableció una suspensión de un año calendario”, dijo Álex de la Torre, presidente de la Comisión.

El dirigente explicó que se decidió un castigo de 12 meses porque el jugador habría cometido la infracción cuando tenía menos de 18 años y “al ser menores de edad se aplican las sanciones  menos drásticas que pueda establecer la Comisión de Disciplina”. En el caso de Joao Tello, el mismo jugador, acompañado de su madre, reconoció que cambió los documentos por influencia de un entrenador de la ciudad de Esmeraldas.

En relación a Cortez Montaño, el jugador también colaboró con la Comisión de Disciplina al identificar a varias personas que lo llevaron a adulterar los documentos; además reveló los nombres de otros jugadores que también tienen su edad adulterada. Y se descartó sanción o apertura de expedientes a los equipos que han acogido a los jugadores que fueron castigados. Para la Comisión, los clubes “son víctimas de los traficantes que se dedican a perjudicar a la juventud”. Por otra parte, el pedido de 9 clubes para suspender la regla de mantener un jugador juvenil por 45’ en los partidos del torneo ecuatoriano no tuvo el suficiente apoyo y tras ser debatido en el Comité Ejecutivo quedó descartado.

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) pidió a la Conmebol que desafectara a Ecuador del Mundial de Chile, pero el Tribunal de Disciplina del organismo sudamericano no dio lugar al reclamo. La AUF había hecho un reclamo por la participación comprobada en la selección Sub-17 de cuatro jugadores mayores de edad. La defensa de la FEF alegó que no tenía conocimiento de esa situación irregular y que se inscribió a los futbolistas implicados porque contaban con su cédula de identidad. Javier Rodríguez, el entrenador que logró el gran rendimiento de la Sub-17, señaló que él era responsable porque convocó a los chicos involucrados en las irregularidades.

“Todo muchacho que llega a la Selección pasa por un filtro que son los clubes. Los chicos llegaron a los clubes con sus documentos regulados, de manera oficial por el Registro (Civil) y la FEF. Nunca pensamos en la anomalía. Lo que hay en la Sub-17 es una ramificación de lo que sucede en todo el torneo local”, señaló acerca del tema.

Rodríguez debió darle mayor énfasis a lo emocional para evitar que los demás jugadores se desanimen por la situación de los compañeros sancionados de cara al Mundial de Chile, en el cual Ecuador demostró que su potencial no pasaba por haber contado con jugadores pasados de edad. La Sub-17 ganó 2 partidos en la fase de grupos. Se impuso a Honduras y Bélgica y cayó ante Malí. Contabilizó 6 puntos, marcó 6 goles y recibió 3. Y así obtuvo el segundo lugar del grupo D detrás de Malí. Por octavos de final, en una de sus mejores presentaciones, derrotó 4-1 a la selección rusa, con una actuación destacada de Jhon Pereira, con lo que obtuvo el pase a cuartos, donde fue derrotada 2-0 por México. Nigeria fue el campeón del torneo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: