La casa se respeta

29 de agosto de 2011 - 00:00

La racha continúa. Cuando todo parecía que el Manta se llevaba el empate del estadio Monumental, en los adicionales un gol del argentino Matías Oyola dio el triunfo a Barcelona. El “Coloso del Salado” recibió a 30.000 hinchas, quienes sufrieron hasta lo último para ver el cuarto triunfo al hilo de los “canarios” jugando de local.

Un claro 4-4-2 flexible fue lo que planteó el estratega Luis Zubeldía ante los “atuneros”. Brayan De la Torre por derecha y Damián Díaz por izquierda se desdoblaban con facilidad, quedando así, cuando los “canarios” atacaban, con un 4-2-4.

Los “toreros” eran incisivos. En uno  de los avances locales, Armando Wila estuvo cerca de anotar, cuando remató colocado en el pórtico de Francisco Caicedo. Su tiro pegó en el horizontal y salió desviado. La hinchada se emocionó, pero no era tiempo para gritar la primera. El cronómetro marcaba recién los 12 minutos de juego.

Barcelona controlaba el partido. El argentino Damián Díaz era el eje del juego local. A los 18’, Pablo Palacios robó un balón en el medio campo y cedió para el “Kitu”, quien acarreó la marca hacia la derecha y cuando el “Cabezón” corrió por la zurda le cedió. El quiteño mató el esférico con el pecho y remató desviado. En los graderíos hubo aplausos, todo daba para que la jugada de lujo termine en un golazo.

El primer susto local llegó a los 20’, cuando el delantero argentino Emiliano Bonfigli remató al centro del arco. El esférico le hizo un extraño al guardameta Máximo Banguera y estuvo cerca de entrar. Otra de las ocasiones más claras que tuvo el “Ídolo” de anotar fue a los 25’, cuando Díaz cobró un tiro de esquina.

El balón llegó a la cabeza del zaguero José Luis Perlaza, quien envió su tiro al ángulo izquierdo. El juvenil Joao Montaño sacó el remate del “Zancudo” de la raya. Nuevamente la hinchada local se quedó con el festejo aguantado.

Un minuto después, Matías Oyola corrió por izquierda y centró para Palacios, este remató fuerte a la esquina derecha de Caicedo. El golero voló y envió, con apuros, el balón a tiro de esquina.

Como en partidos anteriores, Díaz era quien generaba el juego amarillo. Con continuos ataques de los “canarios” concluyó el primer tiempo.

Contrario a lo sucedido en los primeros 45, el Manta empezó la segunda mitad con dos avances peligrosos. En el primero, 50’, Iván Hurtado falló en la salida y dejó solo a Bonfigli. El argentino no pudo en el mano a mano con Banguera, quien sacó el balón con una estirada extrema, por poco cae el arco “torero”.

Corregido el error del “Bam Bam”, llegó otra acción que causó zozobra en el marco del “Ídolo”. El ariete “atunero” Luis Miguel Escalada avanzó por el medio y desde 35 metros remató potente al arco “amarillo”. Banguera estuvo bien ubicado e impidió que caiga su portería.

Los ataques locales eran seguidos, pero el gol no llegaba. La desesperación se notó entre los ofensivos “canarios”. Díaz la buscaba tanto por derecha como por izquierda, pero ni Palacios ni Armando Wila   concretaban la jugada.

Dos cambios del “Principito” fueron fundamentales para que los “toreros” sean más claros en su accionar. Primero el ingreso del argentino Iván Borghello por Wila y el de Dennis Quiñónez en lugar de Luis Caicedo. Si bien el “Gordo Lucho” había realizado un cotejo de alto nivel, su desgaste físico le impedía ya despegarse al ataque.

Así, con Dennis como mediocentro, Oyola se soltó con mayor facilidad. Los 90 minutos estaban cumplidos y solo restaban los adicionales. Justo ahí fue que llegó el esperado gol de los “amarillos”.

Oyola ejecutó un tiro libre desde la derecha, cuando los jugadores esperaban el balón en el área, el esférico se incrustó por el palo derecho de Caicedo. Se decretó el tanto y por fin los elementos del “Ídolo” y los aficionados presentes en el Monumental por fin pudieron festejar.

Con este triunfo, Barcelona se ubica segundo en la tabla, con 15 puntos, mientras que el Manta es último con 4 unidades.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: