Tobar, una experta en el arco y la fotografía

- 10 de septiembre de 2019 - 00:00
Cortesía FIFA

La guardameta de Independiente del Valle le dedicó el penalti atajado a su madre fallecida en 2005. Otro de sus pilares es su padre.

Irene Tobar fue una de las figuras de los juegos de ida de semifinales de la Superliga Femenina. Fue responsable directa para que su equipo, el Independiente del Valle, consiga un empate 0-0 en su visita a Ñañas. 

A los tres minutos del partido -que se realizó el sábado en la Casa de la Selección- Tobar le atajó un penal a Kerlly Corozo y levantó el ánimo de sus compañeras que hasta ese momento no se asentaban.

En diálogo con diario EL TELÉGRAFO, Tobar confiesa que la atajada del penal se la dedicó a su madre Cecilia Mera, que falleció en 2005. 

“Siempre rezo antes de cada partido y le pido mucho a mi mamá y a mis abuelitas, que también ya no están, que me den toda su bendición y protección para que me vaya bien y que mis compañeras ni las rivales se lesionen”.

Otro de los pilares en su vida es su padre Jesús Tobar, quien reside en Guayaquil. Con él habla siempre antes de cada partido pidiéndole su  bendición y consejos.

El encuentro entre Ñañas e Independiente, terminó igualado 0-0 y el pase a la final de la Superliga se definirá el jueves en el estadio General Rumiñahui, de Sangolquí.

“Trabajo en equipo, en todo sentido. Gracias ‘Dragonas’ familia”, escribió Tobar en su cuenta de Twitter, donde además compartió el video del penal atajado.

Además de ser arquera titular de las “Dragonas” del Independiente, forma parte del departamento de marketing del club, ya que cuenta con una licenciatura en Diseño Gráfico.

Una de sus mayores pasiones, junto al fútbol es la fotografía. Sus redes sociales están llenas de imágenes captadas desde su cámara. Este  implemento, junto a su equipamiento de arquera, nunca los deja y los lleva a todos lados.

En una sesión de fotos que realizó la FIFA, antes de la Copa del Mundo Femenina de Canadá 2017, Tobar posó junto a su cámara.

Arquera de exportación
A sus 30 años, Tobar tiene una dilatada trayectoria futbolística. Inició su vida deportiva a los seis años y a los 13 ya formó parte de la selección del Guayas.

Atajó en Rocafuerte y en Unión Española, equipos con los que ganó los títulos nacionales. Fue llamada a varias selecciones nacionales y jugó el Mundial Femenino (2017) absoluto que se disputó en Canadá

Esa experiencia la llevó a firmar en 2018 un contrato con el Real Cartagena de la liga femenina del fútbol colombiano.

Este año llegó a un acuerdo y fichó por el club Independiente del Valle, equipo con el que sueña levantar -otra vez- el título nacional. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: