Entrevista / joel valencia / futbolista ecuatoriano que milita en el UD Logroñés, de la segunda b de españa

“Fue un error no aceptar la oferta para jugar en el FC Barcelona” (Video)

- 23 de octubre de 2014 - 00:00
Foto: Cortesía.

Entrevista / joel valencia / futbolista ecuatoriano que milita en el UD Logroñés, de la segunda b de españa

Joel Valencia aterrizó en Zaragoza en 2002, cuando era solo un niño. El chico nacido en Quinindé (Esmeraldas) fue en su momento el futbolista ecuatoriano más joven en debutar en una liga europea de primera división.

Valencia ha iniciado esta temporada una nueva etapa en España, donde viste los colores del UD Logroñés, de Segunda B. Su pasado reciente en el Zaragoza y su juventud, sin embargo, mantienen la llama viva de un futbolista que todavía sueña con triunfar. Tiene el mundo por delante y mucho que contar.

¿Por qué se fueron a Zaragoza cuando usted tenía 8 años?

Mi padre vino en busca de trabajo. En el colegio empecé jugando a fútbol sala, pero no me gustaba y buscamos un equipo amateur de fútbol once.

¿Esperaba jugar en el equipo más grande de la ciudad?

No, porque yo jugaba al fútbol por diversión. Pero conforme iban pasando los años vi que podía llegar a vivir de esto y me lo tomé más en serio.

¿Cómo le vino a buscar el Real Zaragoza?

Jugué en varios equipos, en el Escalerillas, en el Fleta, en el Casablanca y en el Amistad. Y siempre se cogen jugadores de esos equipos para el Zaragoza. Cuando estaba en el Amistad me mandaron una carta diciéndome que me cogían para el Infantil B.  

Una vez dentro del club, fue ascendiendo de categorías hasta llegar al primer equipo. Cuéntenos cómo vivió su progresión.

Quizás fue todo demasiado rápido, precipitado. Luego con el tema de que me quería el Barça y otros equipos se me fue subiendo más rápido para aumentar un hipotético valor económico. La experiencia fue buena, me gustó la confianza que se puso en mí y Aguirre me hizo debutar. Mi situación en el Zaragoza fue rara y un poco difícil de explicar.

¿Es cierto entonces que el Barça intentó ficharle en 2011?

Sí. Tuve la oferta, pero el Zaragoza me ofreció hacer la pretemporada con el primer equipo. Aguirre confiaba en mí y me dijo que me quedara, y me quedé. Sé que fue un error, pero fue así.

¿Por qué fracasó la operación?

Hubo algún detalle, sobre todo porque querían otros jugadores, pero básicamente fue culpa mía. Yo tomé la decisión.

VIDEO


Usted había jugado algunos amistosos con la selección española sub-17, pero decidió ir al Mundial de México con Ecuador. ¿Esperaba su convocatoria?

No, para nada la esperaba. Jugué dos partidos contra Serbia con España, pero a la hora de ir al preeuropeo no me llevaron. Entonces, Ecuador, como estaba el tema del Barça, decidió llamarme y aproveché la oportunidad. Más adelante habría elegido también a Ecuador.

Fueron eliminados en octavos de final por el subcampeón, Brasil. Una selección con nombres como Marquinhos o Lucas Piazón.

Sí, pero en verdad perdimos por dos errores nuestros. Una falta a balón parado que metieron al final y el primer gol fue un tiro muy lejano que el portero no bloqueó. Nosotros creamos un montón de ocasiones que sacaron, incluso dos bajo palos. Hicimos un partido muy bueno, pero tuvimos mala suerte de cara al gol.

Usted debutó con el primer equipo en agosto de 2011 contra el Real Madrid. Mejor rival para debutar, imposible. Además, usted tenía solo 17 años.

El Madrid es un rival tremendo, una experiencia que no voy a olvidar nunca. Un equipo con jugadores como Cristiano, Ozil, Benzema, fue una pasada. Pero bueno, lo ideal habría sido seguir en esa línea y sumar algún otro minuto. No fue posible.

¿Cómo recuerda los instantes previos al inicio?

Estábamos calentando Jorge Ortí y yo. Quedaba solo un cambio y como él es mayor y llevaba un par de pretemporadas con el primer equipo supuse que lo pondrían a él. De repente me llamó Aguirre y entré yo. Supongo que también fue un poco por el resultado, porque íbamos 0-4.  

No entrenó con el primer equipo mucho tiempo, con lo cual no coincidió con futbolistas como Ander Herrera, Uche o Gabi.

No, ojalá hubiera coincidido. Seguro que habría ido mucho mejor la cosa.


¿Qué sucede entonces para dejar de tener sitio en el primer equipo?

La situación del club no era idónea, estaba para descender, muchos problemas. Aguirre quería contar con gente más veterana y lo entiendo. Además, había un problema en el filial, porque entrenaba todos los días con el primer equipo. El entrenador entonces ponía la excusa de que no entrenábamos con él para no hacernos jugar. Estar en el primer equipo y bajar al filial y no jugar es algo atípico, no es lo normal.  

¿Qué significó para usted irse al segundo equipo del Málaga CF? ¿Cómo fue su estancia allí?

El cambio de aires me venía bien porque yo ya estaba frustrado en el Zaragoza. Yo quería salir, pero ellos no me dejaban, pedían mucho dinero. No me querían como jugador y tampoco me dejaban salir. En ese sentido el Zaragoza se ha portado muy mal conmigo. El Málaga vino bien. Jugué casi todos los minutos con Salva Ballesta, un entrenador muy exigente, hice muy buenos amigos y me quedo con eso.

Sin embargo, este verano volvió a Zaragoza. ¿Qué se encontró allí para decidir marcharse del club?

Primero venía con la intención de quedarme. Hice una pretemporada muy buena, pero el entrenador era el mismo y me dijo que no me quería. Me trató muy mal en el vestuario e hizo cosas que ahora no viene a cuento contarlas.

Junto con la del Logroñés, ¿tenía otras ofertas?

Sí, tenía cosas en Ecuador, pero se cerró el mercado y no se acabó de hablar bien. No hubiera sido mala opción. No quiero decir que era la mejor opción, pero la propuesta del Logroñés era buena y decidí venir.

¿Por qué decide entonces fichar por el Logroñés?

Por la propuesta que tenían, la idea de ascender. Han hecho un equipo bueno, un entrenador conocido que ya ascendió al Mirandés y que llegó lejos en la Copa del Rey. Además, el estadio es una maravilla para jugar. Eso fue lo que me decidió.

¿Cómo está yendo, de momento, su nueva etapa?

Bien. Hemos ganado todo, hemos empatado un partido y el que perdimos fue un fallo nuestro. Empecé desde más tarde, lógico que no empezara jugando mucho porque fui el último en llegar. Pero poco a poco gané minutos, ante el Compostela hice un partido bueno y el otro día ya fui titular.

¿Qué espera de su estancia en el Logroñés? ¿Es para usted un paso para llegar a un equipo mayor?

Desde luego. Esa es mi intención. Espero que las cosas me salgan bien, intentar hacerlo bien y jugar los máximos minutos posibles para coger experiencia y luego tener la oportunidad de salir a otro sitio.

¿Qué le parece el rendimiento del equipo?

La verdad es que no va muy bien, pero es de los grandes y siempre acaba consiguiendo las cosas.

Si tuviera la posibilidad, ¿jugaría en la primera división de Ecuador?

Lo he pensado mucho, pero teniendo la posibilidad de intentar un ascenso y con lo bien que me está yendo ahora mismo me plantearía crecer un poco más. Si en algún momento veo que aquí las cosas no me salen bien, no me importaría jugar en Ecuador.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: