Un sólido Emelec ganó el Clásico y se convirtió en puntero del campeonato

- 10 de septiembre de 2018 - 09:41
La defensa de Emelec logró neutralizar a los jugadores amarillos que, aunque mantuvieron el control del balón, no pudieron abrir el arco rival. Esteban Dreer (izq.) consiguió sacar su arco en cero, en los minutos finales recibió la amarilla.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo.

Emelec derrotó 2-0 a Barcelona en el tercer Clásico del Astillero, disputado este domingo 9 de septiembre en el estadio George Capwell. Los “eléctricos” suman 16 unidades y ocupan el primer lugar de la segunda etapa; los “toreros” bajan al tercer puesto.

Emelec se convirtió en el nuevo puntero de la segunda etapa tras derrotar (2-0) a Barcelona en el Clásico del Astillero que se disputó la tarde y noche de este domingo 9 de septiembre en el estadio George Capwell.

Gracias a la victoria, el “Bombillo” suma 16 puntos y por mejor gol diferencia (+7) supera a Macará (+1) que tiene los mismos puntos y se queda en segundo lugar.

Los “toreros” registraron su segunda derrota del año en condición de visitante y con 15 unidades descienden del primero al tercer puesto, a la espera de dos partidos que quedaron pendientes.

Nicolás Queiroz abrió el marcador a los 4’ luego de un potente remate que antes de entrar al arco se desvió en la pierna de Gabriel Marques.

Tras el gol, Barcelona adelantó líneas y aunque se apoderó del balón no logró hilvanar jugadas ofensivas; se encontró con una fuerte y ordenada zaga “millonaria”.

A los 32’ Joao Rojas marcó el segundo tanto azul tras proyectarse varios metros con el balón y definir por encima de Banguera.

Para el segundo tiempo, Guillermo Almada realizó dos cambios ofensivos. Dispuso los ingresos de Jonathan Betancourt y Joffre Guerrón. Esas variantes obligaron a que Ely Esterilla se ubique como volante central, junto a Marques.

El partido se volvió de ida y vuelta hasta los 30 minutos cuando Barcelona, otra vez, logró meter a Emelec en su cancha, pero igual que en el primer tiempo no pudo confeccionar jugadas ofensivas.

Almada volvió a darle peso a su delantera con el ingreso de Ariel Nahuelpán, pero el argentino no tuvo mayores oportunidades de marcar, incluso sufrió un golpe que mermó su juego.

En la última parte, Mariano Soso, DT de Emelec, dispuso que su equipo se repliegue para defender el marcador.

En la próxima jornada el “Bombillo” volverá a ser local y recibirá a El Nacional en el estadio George Capwell; el “Ídolo” se medirá con el Delfín en el Monumental. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: