Jugadores de Delfín reclamaron que el arbitraje "metiera la mano"

- 16 de noviembre de 2019 - 19:02
Cortesía: Delfín S.C

Delfín de Manta estuvo muy cerca de remontar la serie en la final de la Copa Ecuador 2019 que perdieron ante Liga de Quito. En el juego de vuelta, disputado este sábado 16 de noviembre de 2019 en el Estadio Jocay, los ‘cetáceos’ igualaron vencieron por 3-1 a los albos, aunque no les alcanzó para el título por el gol de visitante de los capitalinos.

La sensación en los manabitas fue de disgusto por la actuación del juez central del partido Roddy Zambrano.  En palabras de dos jugadores del equipo, Pedro Pablo Perlaza y Robert Burbano, el árbitro fue protagonista del encuentro.

Los árbitros siempre meten la mano”, dijo, entre lágrimas, Perlaza luego del cotejo. El lateral derecho fue el mejor hombre de la cancha, pero salió con impotencia por quedar a tan poco de obtener la copa. Perlaza cambió la convocatoria a los amistosos de la Selección Ecuatoriana por intentar ser campeón con su club.

“Otra vez nos quedó debiendo el árbitro. No sé qué pasa ¿Porque Delfín tiene poco peso, no nos pita?”, se preguntó el habilidoso defensor. Su malestar fue por dos jugadas dentro del área de Liga que Zambrano no cobró penal.

La primera fue una mano extendida de José Quinteros que Zambrano no sancionó, pese a que el balón golpeó notoriamente en su brazo. La segunda acción fue un agarrón por detrás de Antonio Valencia a William Rivero. ‘Toño’ sostuvo de la camiseta al paraguayo, quien cayó al piso, pero tampoco convenció al referee.

“Liga no fue superior a nosotros. Siempre le pedimos a los árbitros que no les ayuden, nosotros tenemos futbol. No necesitamos ayuda”, reclamó. Sin embargo, los albos salieron campeones por una desconcentración defensiva de Delfín en el primer tiempo, que tras remate de larga distancia de Andrés Chicaiza dejaron libre a Rodrigo Aguirre y el goleador distrajo a Pedro Ortiz. La pelota se coló por entre las piernas del arquero.

“Quedamos tranquilos con nuestro rendimiento. Los protagonistas fueron los árbitros. Por detalles perdimos los partidos”, dijo Robert Burbano, quien falló una clara opción de anotar en la primera mitad del cotejo. El colegiado tampoco expulsó al defensa de Delfín, Luis Cangá, quien mereció una segunda tarjeta amarilla.

Los integrantes del cuadro mantense aún recuerdan una supuesta planta de Valencia a Bruno Piñatares en la final de ida. El árbitro Luis Quiroz dejó que la acción continúe y  esta desencadenó en el segundo gol de Liga en el partido. Aunque sí hubo contacto, Valencia fue al esférico por lo que el juez central no sancionó falta. 

La incomodidad de los jugadores de Delfín hizo que se retiraran de su cuello la medalla de plata al segundo lugar del torneo. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: