D. Quito, en la cima del torneo e imparable en su rendimiento

01 de agosto de 2011 - 00:00

Con un fútbol a ratos lento y sin exigirse en su rendimiento, Deportivo Quito mantuvo el liderato de la segunda etapa tras vencer ayer 1-0 a Barcelona, en el estadio Atahualpa. El argentino Matías Alustiza fue la figura del partido y el autor del solitario gol. Ya lleva dos en los tres cotejos que ha actuado.

Los “chullas” fueron los amos del encuentro. Manejaron a placer el esférico y desde el inicio inquietaron la portería defendida por Máximo Banguera, que lució impreciso en sus salidas. A los 3’ se produjo la primera llegada en los pies de Alustiza, mas no pudo definir en el mano a mano con el golero barcelonista.

Su compañero en el ataque fue el hábil Fidel Martínez que supo sacar ventaja de su velocidad para superar sin contratiempos a los volantes y defensas que se pusieron en camino. El habitual titular en esa posición y goleador del torneo, Maximiliano Bevacqua, no pudo actuar por una molestia muscular.

El planteamiento inicial del entrenador “azulgrana”, Carlos Ischia, con un 4-4-2 se transformó en un 4-3-3 con la subida alternada de los volantes Álex Bolaños y Juan Carlos Paredes,  quienes en su momento abastecieron a los dos puntas.

Desde los graderíos los “chullas” aplaudieron el desempeño de su plantel, mientras los seguidores amarillos  estuvieron casi enmudecidos esperando que alguna jugada de peligro los despierte. Mas esta no llegó a su favor por la disposición táctica que puso Luis Zubeldía, que de un esquema 4-4-2 varió al 4-5-1, dejando como único hombre en ataque a  Armando Wila.

Con esas tácticas no fue complicado para los locales dominar, pero sí carecieron de puntería y por instantes respetaron en demasía a los adversarios donde el arquero Máximo Banguera se asentó en el transcurso de los minutos y fue un valuarte para que el dueño de casa no logre abrir el marcador rápidamente. El “chavo” Matías Alustiza se convirtió en el eje de llegada quiteña.Superó cuantas veces quiso a la pareja de centrales, conformada por Iván Hurtado y José Perlaza. Incluso ensayó un potente tiro libre que apenas pudo ver Banguera como se estrelló el balón en la unión de los travesaños. Fue un nuevo susto para los visitantes a los 28’ de juego.

El “Ídolo” se dedicó a esperar e intentar con chispazos de fútbol que fácilmente se diluyeron en la última zona en la que nunca pudo superar a los defensas y menos al golero Adrián Bone, quien lució más sereno y seguro en sus decisiones y atajadas.

En un veloz contragolpe de los “chullas” el defensa José Luis Perlaza cometió una falta sobre la “hormiga” Paredes y el árbitro Carlos Vera decretó el lanzamiento penal. El disparo fue ejecutado con gran potencia por Matías a los 39’ y así infló las redes para festejar su segunda anotación en esta etapa y la octava del plantel.

Alustiza salió en rápida carrera a celebrar con  sus compañeros y la afición de la preferencia que con bengalas y humo “azul y rojo” pintó el graderío de emoción. “Vamos AKD” fue el grito sonoro que se escuchó desenfrenadamente. Cerca del final el primer período, Wila pudo lograr el empate con un rápido disparo que terminó en las manos del golero Adrián Bone.

En el segundo tiempo, los dirigidos por Ischia cuidaron sus energías. Replegaron sus líneas e incluso sacaron al jugador más hábil, Alustiza. Así permitieron que el rival  intente sin eficacia la igualdad.

El ingreso de los delanteros Pablo Palacios e Iván Borgelo no fueron la solución para el débil ataque visitante  contenido sin contratiempos por el local, que  incluso se dio el lujo de retener el balón y jugar al “ole” vitoreados por sus seguidores. Ante  eso los aficionados “canarios” decidieron abandonar el estadio antes de que finalice el compromiso. Los aplausos fueron  de los “chullas”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: