Garra para Colo Colo

La zaguera ecuatoriana, de 21 años, jugará en el club chileno que dirige Vanessa Arauz. Empezó como delantera, pero es una defensora innata.
06 de febrero de 2020 00:00

Justine Cuadra se ilusionó sobremanera en 2019. La futbolista llegó al profesionalismo por primera vez y firmó por el equipo de su ciudad, el Guayaquil City. Esta oportunidad le permitía estar cerca de su familia y amigos.

Sin embargo, tuvo diferencias con los dirigentes del equipo y solo pudo jugar dos partidos. No estaba a gusto y la entrenadora Wendy Villón la convenció para que fiche por el Deportivo Cuenca. La llevó a vivir en su casa.  

Le dije: ‘Mija, véngase. En este equipo tiene la oportunidad de ser campeona de la primera Superliga Femenina’. Cuando terminó el torneo, me abrazó y me dijo que se cumplió. Fue algo muy bonito”, contó Villón, ahora al mando de El Nacional.   

Cuadra explotó en Deportivo Cuenca su mejor versión en el campo de juego. Se adaptó para jugar en dos posiciones a lo largo del certamen. Lo hizo tanto de defensa central como de volante de corte. Jugó 19 partidos y marcó un tanto en 2019.  

Con 21 años, la futbolista guayaquileña fue presentada el martes pasado como nuevo refuerzo del Colo Colo de Chile, que dirige la ecuatoriana Vanessa Arauz.

La estratega ya la conocía, pues convocó a Cuadra para una selección sub-20 cuando jugaba en Talleres Emanuel, de Santa Elena.

Yendo más atrás, Cuadra llegó cuando tenía 16 años a las prácticas de la Federación Deportiva del Guayas. Quería ser delantera, pero por sus condiciones la retrasaron en la cancha para que actúe como defensa central.

Ahí fue donde realmente marcó la diferencia, pero sus condiciones le alcanzaban para más. También fue ubicada como volante de corte, por su buen quite y su precisión para salir con el balón.

“Es muy aguerrida, entregada y no da ningún balón por perdido. Es dotada técnicamente y con buen juego aéreo. Es una defensora innata”, dijo Villón a EL TELÉGRAFO.

Cuadra jugó como central casi siempre. Aunque en algunos partidos, cuando la estrategia lo ameritaba, la ubicaron como volante de corte, por delante de las centrales.

Esa polifuncionalidad le permite tener más opciones de jugar, además de que es muy regular en sus actuaciones. El crecimiento que reflejó en la Superliga no pasó desapercibido para Arauz.

Los que la conocen de cerca la describen como una persona muy bromista, entregada a sus compañeras y a la que le gusta manejarse siempre de forma correcta. Tiene carácter fuerte. Si surge alguna duda sobre el juego o a nivel del club, siempre es la primera en preguntar.

Eso lo corrobora Madelin Riera, quien fue compañera en el Cuenca, y también como rival, cuando ella jugaba en Unión Española y Cuadra en Talleres. “Compartimos habitación algunas veces. Ella es muy chistosa, siempre está molestando y nos reímos mucho.

Eso sí, para trabajar es muy responsable, centrada en lo que tiene que hacer”, comentó Riera.

Para 2020 iban a ser compañeras de nuevo, pues Villón contaba con Cuadra para El Nacional. Se sintió algo de tristeza, cuando la defensora comunicó que aceptaría la oferta de Colo Colo, pero a la vez hubo felicidad de saber que jugaría en el exterior.

Riera recordó un episodio con su excompañera, el día de la final del campeonato contra Ñañas. Quedaban pocos minutos para salir a la cancha y Cuadra estaba muy ansiosa; quería jugar ya. Estaba ansiosa

Ella trató de calmarla con agua y cuando llegó el momento de salir al campo de juego, la central necesitaba ir al baño con urgencia. “Así nos pasó. Pero una vez dentro de la cancha, todo salió bien”.

En Sudamérica, otra ecuatoriana jugará en un grande la región. María Isabel Vásconez fichó por Boca Juniors y ya suman seis las ecuatorianas en clubes profesionales.

Justine es una jugadora increíble. Responsable. Es muy potente. Sé que habrá el empuje necesario para que siga ocurriendo con más jugadoras en el futuro”, dijo a EL TELÉGRAFO desde Buenos Aires.

Cuadra aumenta la legión de ecuatorianas en el extranjero. Son pocas, pero con la ambición de dejar su marca fuera del país. (I)

A los 16 años,Cuadra se presentó como delantera, pero la retrasaron a la defensa
Alvaro Pérez / ET
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado