‘Solteros sin compromiso’ ha vuelto sin olvidarse de su humor negro y absurdo

28 de enero de 2014 - 00:00

Hace varias semanas, el ‘teaser’ (entiéndase como un cortísimo avance) sugería la trama (o más bien, el pretexto) para reanudar la serie ‘Solteros sin compromiso’ después de siete años de haberse cancelado, al menos para la versión televisiva.

Tras bastidores.- Las grabaciones de los primeros 12 capítulos fueron en noviembre pasado.

Manolo Delgado ‘primo del Tin’ o ‘Anolito’ (como usted lo prefiera mejor) está a punto de tener sexo con su novia (una que lo único que hace es sacarle dinero para compartirlo con “otro”). Y mientras él se prepara recibe la inesperada llamada de Kathiuska, la Mujer vaca, para que vea las noticias en televisión. Y claro, la hilaridad empieza cuando hay interferencia en la llamada, más el habitual enojo de Manolo y la sopresa de ¿cómo consiguieron su número?.

Las noticias de la tele eran acerca del sobreviviente de un accidente aviatorio ¿en la isla Puná?, después de casi siete años. Y el sujeto es un irreconocible Fernando Rendón, con barba y melena, también desmemoriado que solo atina a gritar “¡Wilson!”. Es la imagen que enloquece a Manolo, pues lo considera su peor pesadilla, mientras que Juan Carlos Martínez, el mejor pana de Fernando, permanece en la cárcel.

Aquel ‘teaser’ lo que refleja es la irreverencia y humor entre negro y absurdo que hizo famosa a la serie durante siete temporadas por TC Televisión. Ahora la comedia se transmite por Internet, a través del YouTube.

Los seguidores de la serie, protagonizada por Andrés Pellaccini (Fernando), Diego Spotorno (Juan Carlos), Ricardo Gonzales (Manolo), Tábata Gálvez (Kathyuska), Alberto Cajarmarca (Sebastian “sin tílde) y Érika Vélez (María José Martínez, la ‘Ñaña Rica”), pueden acceder a los episodios de la octava temporada a través de la página www.solteros8.com.

El pre estreno del primer episodio (llamado ‘Más sabe el diablo por Fernando que por diablo’) para esta nueva etapa de la serie fue la noche del miércoles pasado en el bar 234. Allí se exhibió el video con 13 minutos de duración, que oficialmente empezó a transmitirse por Internet desde el día siguiente.

En su trama Juan Carlos, fumón por naturaleza (no tanto como Fernando), está detenido en el Cuartel Modelo por el supuesto robo de un auto. ‘Juanqui’, como le dicen, aclara que el vehículo es de su novia. Lo que no sabía es que la fémina es la esposa del policía que lo interroga. El jefe del agente obliga a soltar a Juan Carlos, quien descaradamente le pide que le dé un aventón porque está tan chiro que ni siquiera puede pagar el alquiler de un departamento en los bloques de Sauces 6.

Mientras Manolo, quien vive en una mansión, tiene pesadillas. Ve a su novia duchándose con Fernando. La echa de la casa, se arrepiente y le pide perdón, mientras Kathyuska se junta con Sebastian para evitar que Fernando recupere la memoria por haber estado perdido tantos años y les haga (como siempre) la vida imposible.

Esta temporada y la serie en sí es idea de Xavier Pimentel y Pellaccini, las mentes maestras del proyecto. El primero de ellos escribe los enredos de cada capítulo, tal como en las temporadas anteriores donde el otro mejor pana de Fernando es Patricio, un pato marihuanero. Y claro, era costumbre ver a duendes o al Chapulín Colorado caminando por la sala dentro de la casa en que vivían como parte de los efectos alucinógenos.

Cuando el programa se transmitía por televisión, Pimentel había reconocido que se había nutrido mucho del humor absurdo de Mel Brooks en filmes como ‘La loca historia del mundo’ o ‘Las locas aventuras de Robin Hood’ o ‘Space balls’ (sin olvidar los guiones originales del ‘Super Agente 86’ en los 60. Otra influencia directa son Los Simpson.

La trama en sí es acerca de dos despreocupados y mantenidos que lo único que les interesa es beber, coleccionar mujeres y drogarse, es decir, nada provechoso.

La mujer vaca, vinceña nacida como Kathyuska Genoveva Quimí Puchí, es promiscua, mientras que Sebastian es gay. El único, que se supone debe ser el punto de equilibrio del grupo, es Manolo, blanco eterno de las burlas de Fernando por el hecho de ser negro.

Incluso, existen musicalizaciones específicas para cada personaje y expresiones propias de ellos como el “Boootate” (de Fernando), “Pero más que tu” (de Sebastian) o “Habla aguado” (de todos).

Durante el lanzamiento, Pimentel relataba de que la idea de reactivar la serie data desde hace cuatro años. “Lo que no conseguimo en ese tiempo, lo logramos en un almuerzo”, bromeaba el creativo, quien ha reunido al personal técnico original para mantener la esencia de humor que podría afectar sensibilidades. De hecho, en su página hay un registro fecha de nacimiento para acceder con la intención de que el usuario sea el único responsable de lo que quiere ver: Solteros sin compromiso.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: