Israel Brito celebra 11 años en los escenarios

- 29 de julio de 2018 - 00:00
El cantautor, originario de Ambato, en el interior de su estudio en Quito, desde donde produce sus canciones y trabajos relacionados con la música.
Fotos: Marco Salgado / El Telégrafo

El artista ecuatoriano prepara el lanzamiento de un disco EP, con cinco temas en diferentes géneros. Sus hijos comparten su pasión por la música

Para el cantante Israel Brito la música siempre fue parte de su vida, así como también su carrera de comunicador. Sin embargo, un día las melodías lo secuestraron y no lo soltaron más.

En noviembre de 2018 se cumplirán 11 años de que lanzó su carrera musical oficial con el estreno de su primer sencillo “Bien”.

Brito admite que esta década de trabajo ha sido como “cuando asistes a un show y, de pronto, luego de caminar entre la gente estás al pie de la tarima y te preguntas: ¿cómo llegue hasta aquí?”.

Así ha sido el recorrido de Brito, sorpresa tras sorpresa, como cuando llegó de su natal Ambato a Quito, a inicios de milenio, con la ilusión de trabajar como locutor en las radios de la capital.  

Lo logró, pero a los pocos meses también estaba cantando con su guitarra en la movida nocturna de los bares capitalinos. Aquella experiencia le valió conseguir admiradores a tal punto que, en 2006, un amigo suyo, a sus espaldas, lo inscribió en el reality show Latin American Idol.

Un sorprendido Brito viaja a Colombia y queda seleccionado entre 15.000 postulantes de la región. Y luego estuvo entre los 100 seleccionados y se destacó con su música.  

El artista regresó a Ecuador con una visión diferente. “Vine con la valentía que necesitaba para producir mi primer disco”.  

Y lo hizo con su álbum debut, Sigo de pie (2010), que incluye temas como “Bien” y “Pequeña”.

La producción no solo le permitió darse a conocer a nivel nacional sino también internacional.

En 2012 firmó con una disquera de España y lanzó su sencillo “Te voy a confesar”, junto con el artista español Álex Ubago.

Ese mismo año participó en el concierto Voces Solidarias en Colombia, donde compartió escenario con Amaya Montero, Andrés Cepeda y Alejandro Sanz.

Al año siguiente recibió una invitación del cantautor venezolano Franco de Vita para salir de gira por países como Italia, España y Venezuela.

Evolución y discos

Brito disfrutaba de cada minuto de lo que vivía, pero ahora admite que en esa década la industria musical en Ecuador y la región ya estaba cambiando. “Quizás fueron los últimos años del pop, como lo conocíamos, en todo su esplendor”, sostiene.

De hecho, recuerda que para sus inicios ya no eran importantes los discos físicos. “Soy de los pocos artistas que no lanzó un CD, solo lo hice digitalmente”.

Por ello, este 2018 realizó un relanzamiento de “Sigo de pie” en las plataformas. La producción viene con un sonido más moderno, antes de presentar un EP este año, en el que trabaja actualmente en su estudio.  

“Será un disco con cinco canciones inéditas, con sonoridades nuevas y se incluirá música nacional”, anunció el artista, que tiene dos hijos: Sofía (20), y Sebas (13).

Desde la izquierda: Sebastián (hijo) y Sofía (hija) junto a su padre, Israel Brito, mientras comparten momentos en su residencia ubicada en Quito.Desde la izquierda: Sebastián (hijo) y Sofía (hija) junto a su padre, Israel Brito, mientras comparten momentos en su residencia ubicada en Quito.

Genes musicales

El artista no oculta su admiración por sus hijos, quienes ya siguen sus pasos. Sofía, su hija mayor, estudia música en la Universidad San Francisco de Quito.

La joven manifiesta que le gusta todo tipo de música, sin prejuicios con los géneros. Desde el pop de Milley Cirus, Beyoncé y, por supuesto, las canciones de su padre.

“De hecho tengo amigas que son sus fans y siempre preguntan por él”, comenta entre risas. En cambio, Sebastián prefiere trabajar con las computadoras, aunque también disfruta de todo tipo de música. Sebas, como le dicen, vive con su madre, la también artista La Toquilla.

Entre Sofía y Sebas se llevan muy bien, y quien sabe si en algún momento produzcan alguna canción. Por lo pronto, Sofía ya tiene sus proyectos de bandas “chaucheras” en bossa nova, reggaetón y música latina.

Sea cual sea la ruta profesional que elijan, Brito padre solo les insiste en una simple cosa: “Ustedes harán su propia historia y abrirán su camino”.

Tal como lo hizo él hace más de 10 años, cuando la música “lo secuestró” sin aviso para llevarlo por un largo viaje. Luego de una década en los escenarios, nadie ha pedido un rescate, para beneficio del mismo  Brito.

La música no lo soltará y hasta parece que es la musa que le inspiró “Eras tú” cuando canta: “Y así todo empezó... Así te di mi amor, y aquí estaré, me quedaré y tu mano no soltaré”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: