Música nacional y latinoamericana con toque clásico (Video)

- 28 de junio de 2014 - 00:00

A propósito del lanzamiento de su segundo trabajo discográfico de música latinoamericana el dúo integrado por Sandra Durán (28, piano) y Martha Artola (28, violín) realiza durante esta semana su segunda gira nacional.

Gira en la que visitan ciudades como Ibarra, Cuenca, Ambato, Guaranda, Guayaquil y Quito.

Este segundo disco que incluye albazos, pasodobles, pasillos, andareles, yumbos, bossanova brasileña, tango argentino, pajarillo llanero de Colombia y valses venezolanos; combina arreglos, improvisación, composiciones propias y percusión. Este disco es un íntimo viaje por los ritmos propios del continente, desde los nostálgicos hasta los más vivaces, renovados por composiciones que brillan en una fuerza de sorpresivos rumbos sonoros.

Asimismo se convocó a un chelista para el acompañamiento musical de este material que promete llegar, sobre todo, a los corazones del público invitado a las diferentes presentaciones.

Este ensamble instrumental femenino nació hace cinco años, sin embargo la amistad entre las instrumentistas nació en la niñez, cuando estudiaron juntas en el Conservatorio Franz Liszt de Quito, donde compartieron su gusto por los ritmos tradicionales ecuatorianos y latinoamericanos.

“Es difícil encontrarte a alguien que tenga los mismos gustos que tú, es más, por eso se disuelven los grupos musicales, pero nosotras casi siempre estamos de acuerdo”, cuenta Sandra Durán.

Sin embargo, no fue sino hasta 2009 que decidieron montar un ensamble de instrumentos -el violín y el piano- con la consigna de promover y rescatar las raíces musicales del país.

Las dos jóvenes tienen claro que representa un reto hacer música instrumental, aunque confían en las herencias musicales ancestrales que tiene el país.

“En Ecuador tenemos mucha herencia instrumental, es bastante tradicional, más de lo que uno cree”, afirma Sandra, quien se muestra emocionada por la gira que las llevará a conocer el país.

Dicen que para subirse a un escenario es necesario tener un ángel -ese que hace al artista brillar sobre cualquier cosa- y ellas caminan sonriendo y parece que también caminan al son de alguna canción, el ritmo sobre los hombros, en la mirada.

El dúo ha realizado numerosas giras nacionales e internacionales por Ecuador, Chile y Argentina, como representantes del talento nacional. Realizaron con éxito el lanzamiento de su primer disco de música latinoamericana en el 2011.

Para ellas la música representa el hilo de su vida, puesto que su pasión por ella se ha convertido en el pan de cada día tanto económica como emocionalmente.

“Nacimos con esto y nuestros padres también nos inculcaron el amor por la música, sobre todo por la tradicional ecuatoriana”, sostiene Marta, quien lleva su violín prácticamente a todos lados -como si fuese un hijo pequeño que necesita cuidados constantes-.Tampoco han pensado en tomar caminos distintos, ya que a través de horas de ensayo, tertulias y momentos compartidos más allá de los escenarios han logrado combinar cada uno de sus talentos en una propuesta que muy pocos -según cuentan- la habrían tomado. Al salir de un conservatorio de música clásica sería a lo primero que cualquiera le apostaría.Es por eso que tampoco se centran en los clásicos temas tradicionales, sino que también le apuestan a los compositores nuevos y jóvenes como Segundo Cóndor, Enrique Sánchez y Daniel Mosquera, prácticamente sus contemporáneos.

Su sueño -como el de todos- es exportar su producto hacia los países de todo el mundo, proyecto en el que ya se han puesto a trabajar para concretarlo en 2015.

“Nuestros ritmos nacionales tienen todo para recorrer el mundo, además nuestra propuesta ha tenido aceptación en varios grupos objetivos”, afirma Sandra.

“También es un reto que la gente se acostumbre a no escuchar voces, pero los sonidos del violín y el piano le dan a la música el color que la voz no tiene”, reitera Marta convencida.

A cada afirmación, a cada respuesta se miran -aunque sea de reojo- como señal de complicidad, como para no desviarse en lo que dice la una y la otra. Complicidad que se traslada a las melodías y las puestas en escena.

La gira inició ayer en Cuenca y se extenderá hasta el 15 de julio, por lo que los preparativos fueron exhaustivos -para no olvidar nada importante- aunque de seguro no se olvidarán sus partituras o algunos de sus elementos de interpretación.

Ellas también han incursionado en la composición, aunque por ahora lo que está en escena son arreglos y composiciones de otras personas.

“Queremos llegar muy lejos, el camino es largo pero ya empezamos hace cinco años”, dice Marta, sonriendo y despidiéndose.

Como faltaban pocas horas para partir, aún las maletas necesitaban completarse y cerrarse.

Agendas de conciertos

GUARANDA
Casa de la Cultura Núcleo de Bolívar (Calle Sucre entre Manuela Cañizares y Selva Alegre).
Miércoles 2 de julio 2014 / 19:00.

AMBATO
Salón de la Ciudad, Calles Simón Bolívar 5-23 y Castillo.
Viernes 4 de julio 2014 /19:00.

QUITO (Casa de la Música)
Valderrama s/n y Av. Mariana de Jesús.
Viernes 27 de junio 2014 / 20:00.

GUAYAQUIL
Auditorio de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), km 2.5 vía La Puntilla - Samborondón).
Jueves 10 de julio 2014 / 19:30.

CONCIERTO QUITO (Casa de la Cultura)
Av. 6 de Dic. y Patria
Martes 15 de julio/ 20:00.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: