El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.15/Oct/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Con mis manos y tu voz, ¡vamos Ecuador! (VIDEO)

08 de junio de 2014 00:00

Escuchando con los ojos y hablando con las manos se comunican las personas que tienen deficiencia auditiva. De esta manera 25 jóvenes sordos compusieron una canción dedicada a la Tri.

“Usando las manos esta vez, te venimos a cantar” es una de las frases. Su título: ‘Mis manos y tu voz’. A través de cada una de sus palabras buscan transmitir un importante mensaje: todos debemos unirnos para apoyar a los 11 guerreros, que saldrán a la cancha el 15 de junio para enfrentarse en su primer partido contra Suiza.

Son estudiantes del Instituto Nacional de Audición y Lenguaje (INAL). Entre los 187 alumnos del instituto se difundió este proyecto. Finalmente el grupo lo conformaron 25 chicas y chicos, los más fanáticos del fútbol.

Sus maestras Lena Díaz y Paulina Luna se les unieron. “La iniciativa fue de ellos. Nosotras solo les ayudamos tomando nota y organizando sus ideas, viendo que no se repitan”, dicen las profesoras, que ante todo, son sus amigas.  

Ya reunidos partieron de una pregunta: “¿Qué le queremos decir a la Selección?”. Las respuestas llegaron como una gran lluvia de ideas.  

Las jornadas de trabajo se extendieron 2 horas después de clases, durante 4 días a la semana, por cerca de 15 días. Los muchachos llegaban puntuales a los ensayos: primero el calentamiento del cuerpo, luego expresión corporal y facial —como si se tratara de una obra de teatro fingían enojo, ira, tristeza y alegría—.   Enseguida las instructoras prendían la grabadora y la música empezaba a sonar, ellos bailaban como si la escucharan y cantaban con sus manos.

La armonía tiene tambores acompañados de trompetas, y así dice la canción: “Venimos a cantar al ritmo del tambor”. Y aunque no escuchan la música, el ritmo lo llevan en la sangre. Sus manos y sus gestos lo dicen todo.

La iniciativa se divulgó y llegó a oídos de un grupo de jóvenes pertenecientes a la barra del Club Deportivo El Nacional, quienes se encargaron de ponerle una melodía y voz al texto final.

Es necesario tener presente que hasta mayo de 2013, según el Registro Nacional de Discapacidades del Consejo Nacional de Igualdad de Discapacidades, en Ecuador existen 43.407 personas con discapacidad auditiva de varios tipos (ver recuadro ‘Una consultita’).

“Las personas sordas pedimos inclusión e igualdad en todos los espacios”, comenta Soledad Castellanos, quien con el lenguaje de señas (el lenguaje del alma) no duda en decir que ella es líder de sus compañeros. Todo su cuerpo comunica: sus inmensos ojos negros nos hacen sentir felicidad. En la comisura de sus labios se expresa su inocencia y el nervio de la ternura atravesaba todo su cuerpo pequeño.

Ella y sus amigos están orgullosos de su trabajo y de los ‘11 guerreros’ ecuatorianos.

 

Una meningitis causó su sordera

Cuando Dayana nació podía escuchar con total normalidad. En un viaje a El Corazón, Latacunga, le dio meningitis. Tenía 2 años 6 meses.

Lastimosamente no pudo hacerse atender rápidamente en un hospital porque no había uno cerca. “Mi mamá sufría mucho, yo no hablaba. Después poco a poco perdí la audición”.

Su familia pasó momentos muy difíciles porque no encontraron un doctor que la ayudara. Sus padres la mantuvieron en el pueblo. A sus 4 años la llevaron a vivir a Quito. Poco a poco fue estudiando, ahora su vida es normal. Ya mismo se gradúa del colegio. En la universidad le gustaría estudiar biología.    

Dayana Ronquillo, 17 años

 

Glein nació en una familia de sordos

Glein viene de una familia de sordos, sus padres y hermano mayor lo son.

Nunca sufrió para comunicarse, en casa todos utilizan la lengua de señas. Conversan, juegan, su familia es muy tranquila, para él todo es normal. “Yo veo otras familias oyentes que no se comprenden del todo. Pero nosotros sí nos llevamos bien, aunque tenemos diferencias al igual que el resto de familias”.

No sabe por qué sus parientes son sordos, posiblemente es hereditario pues tiene más familiares que también sufren deficiencia auditiva. Aún no se decide por una carrera universitaria, “pero estoy decidido a seguir estudiando”, dice.  

Glein Aguilera, 17 años

 

Descubrieron que era sorda cuando tenía 8 meses

Maggie nació con deficiencia auditiva. Pero fue a los 8 meses, cuando se cayó del andador y no produjo ningún ruido con su voz, que detectaron que es sorda. “La noticia le dio a mi mamá mucha tristeza y angustia. Aunque me daba cariño siempre lloraba”.

Estudiaba en una escuela inclusiva pero tuvo que dejarla porque no entendía el idioma, le exigían que hable y sus compañeros se burlaban de ella. “Una niña me maltrataba, me mordía la cara y una vez fui al hospital”. Cuando empezó a compartir con gente sorda, su vida cambió. Hoy es feliz. No ha decido qué estudiar en la universidad, pero espera hacerlo en España.            

Maggie Puga, 21 años

 

Para Soledad ser sorda es parte de su identidad

Cuando Soledad nació escuchaba poco. Con el tiempo perdió la totalidad del oído, pese a las terapias de lenguaje. En su hogar es la única con deficiencia auditiva.

Su familia conoce algunas señas, pero a veces tienen problemas y deben recurrir a ciertas explicaciones. Es buena alumna, hace sus deberes y estudia mucho.

Quiere ser odontóloga: “Sé que tengo que ir a la universidad y que necesito un intérprete para que me ayude. Es difícil, pero necesito aprender”. Pide inclusión, considera que todos pueden demostrar que son buenos. Se siente orgullosa de ser sorda: “Yo jamás me he sentido avergonzada de lo que soy”.

Soledad Castellanos, 15 años

 

Una consultita…

Tipos y causas de la sordera

Existen 3 tipos de sordera: conductiva, neurosensorial y mixta. La primera se debe al fallo en el funcionamiento del conducto auditivo externo, tímpano, huesecillos del oído medio o el espacio del oído medio. La segunda se ocasiona por el mal funcionamiento de la cóclea, nervio auditivo o cerebro. La sordera mixta se da cuando se presentan ambos tipos simultáneamente.

Este tipo de sorderas, según las causas que las producen, pueden ser transitorias o permanentes. La primera a causa del líquido en el oído medio, infecciones auditivas, perforación del tímpano, estrechamiento del conducto auditivo externo debido a una operación o enfermedad, y por cerumen excesivo en el oído.

La sordera permanente tiene que ver con problemas estructurales, cuando el oído no se ha formado normalmente; causas genéticas, cuando hay un cambio en algún gen; debido a una infección, como infecciones durante el embarazo como herpes, rubéola o toxoplasmosis, o infecciones posparto por meningitis bacteriana, sífilis, sarampión o paperas. También se produce por consumir fármacos, como alcohol o medicamentos, durante el embarazo. Otras razones son traumatismos como lesiones en la cabeza o estar expuesto a ruidos fuertes.

Algunos factores de riesgo donde se han presentado mayor incidencia de sordera en recién nacidos son la prolongada permanencia en la unidad de cuidados intensivos neonatales; parto prematuro; niveles elevados de bilirrubina y niveles bajos de oxígeno.

VIDEO

Letra de la canción

Mi mayor orgullo,
los 11 guerreros
y el escudo.

Usando las manos esta vez te venimos
a cantar.

Mis manos y tu voz.
Venimos a cantar
al ritmo del tambor.
Mis manos y tu voz.
Cuando la ‘Tri’ gana la fiesta en la
hinchada se desata.

Mis manos escuchan fuerte y alto por ti Selección.

Mis manos y tu voz.
Hoy vamos a ganar.
Porque te amamos
la copa vamos a
levantar.

Esta seña significa ‘Ecuador’. El coro de estudiantes con deficiencia auditiva del Instituto Nacional de Audición y Lenguaje compuso una canción dedicada a la ‘Tri’.
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Tags:

Contenido externo patrocinado