El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.18/Oct/2021

Empresariales

Tendencias
Historias relacionadas

¿Cómo hacer tu plan de ahorro para estudiar en el extranjero?

4 consejos para estudiar en el extranjero y facilitar el proceso
03 de septiembre de 2021 14:28

 La experiencia de estudiar en el extranjero suele ser una de las más gratificantes en la vida de los jóvenes que deciden hacerlo. Desde el simple hecho de aventurarse a algo nuevo, aprender otro idioma, conocer otras culturas, o para hacer que su hoja de vida destaque, lo cierto es que estudiar fuera del país tiene un enorme impacto tanto a nivel académico como a nivel personal.

 Sin embargo, quienes planifican sus estudios en el exterior, a menudo se enfrentan al reto de encontrar recursos para financiar todos los gastos que esto conlleva. Según explica Francisco Nazati, Jefe de Banca Personas de Banco ProCredit, “Lo ideal es que un estudiante con proyecciones a realizar sus estudios en el extranjero pueda planificar la creación de un fondo de ahorros que permita solventar los rubros de matrícula y pensiones universitarias, vivienda y manutención, y gastos varios”. Agrega que optar por un crédito implica pagar intereses, lo cual eleva el costo del programa de estudios. “En ocasiones se llega a pagar hasta el doble del valor del programa, y esto puede comprometer los ingresos futuros de la persona; por ello la recomendación es procurar ahorrar una gran parte o la totalidad de los gastos educativos para la universidad”.

 Para quienes desean empezar a trabajar en su fondo de ahorros para estudiar en el extranjero, el representante de Banco ProCredit detalla a continuación 4 consejos que que facilitarán el proceso: 

  1. Definir el mejor destino para estudiar

Estudiar en el extranjero es una gran experiencia, y la gama de opciones es enorme. Frente a ello, para elegir el país y/o ciudad que mejor se ajuste a las necesidades del estudiante, se deberían tener en cuenta algunos factores. Por supuesto, lo primero es evaluar los centros de estudios y los cursos que se ofrecen, pero además, hay que considerar los visados disponibles para estudiar en el destino escogido y los requisitos de entrada para las personas. En ese sentido, el banco puede ser un gran aliado. Por ejemplo, Banco ProCredit tiene un acuerdo con la Embajada Alemana, ya que para obtener la visa para dicho país, uno de los requisitos es que el estudiante tenga los fondos suficientes para permanecer el tiempo que dura los estudios, y el organismo pide que ese valor sea consignado en una cuenta de un banco alemán, siendo en Ecuador Banco ProCredit el único acá acreditado como tal. 

  1. Establecer un presupuesto

El segundo paso es establecer el monto y el tiempo que se necesita para ahorrar una cantidad suficiente para cubrir los gastos en los que se incurrirá. “Siguiendo con el ejemplo de Alemania, que es donde la mayoría de estudiantes que abren una cuenta en Banco ProCredit van a estudiar, el monto promedio de gastos es de alrededor de USD 1.000 por cada mes que permanecen en dicho país. A eso se deberían sumar al menos USD 200 adicionales para otros gastos que surjan de improvisto.” En cuanto al tiempo para ahorrar, Nazati señala que eso dependerá mucho de la capacidad de ahorro y el monto que se va a requerir. Sin embargo, una recomendación es que al menos 2 años antes del viaje se empiece a armar este fondo, con el fin de evitar el endeudamiento con créditos directos o a través de tarjetas.

  1. Adquirir un hábito de ahorro y ser disciplinado

A sabiendas de cuánto dinero se necesita y cuánto tiempo se tiene hasta la fecha del viaje, es importante fijar un ahorro mensual que permita lograr el objetivo dentro del plazo establecido. “Para quienes tienen un ingreso fijo, el porcentaje que se destine al fondo de ahorros dependerá de su capacidad y de los costos del país al que irá a estudiar”, indica el ejecutivo de Banco ProCredit. En la medida en que sea posible, lo óptimo es ahorrar al menos el 10% de los ingresos fijos mensuales. Además, se sugiere que en los meses en que sea posible ahorrar un porcentaje más alto, no se desaproveche la oportunidad de hacerlo. “Aquí la clave es la constancia con el objetivo planteado desde el inicio.”

  1. Manejar los ahorros en una cuenta diferente

Diferenciar el dinero para gastos y el dinero para ahorrar permite tener un mejor panorama de las finanzas personales y el cumplimento de los objetivos. En esa línea, la recomendación del especialista es que el fondo de ahorros se maneje en una cuenta distinta a la que regularmente se usa para los gastos diarios. Nazati explica que “La cuenta en la que se manejen estos ahorros debería ser flexible y podría incluso generar rentabilidad. FlexSave de Banco ProCredit, por ejemplo, genera un interés del 3.50% mensual sin ninguna restricción, lo que significa que tus ahorros estarán disponibles en el momento en que lo desees, realizando una transferencia a tu cuenta principal.”

 

Contenido externo patrocinado