Ecuador, 08 de Diciembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

¿Un cauce para regresar al pasado?

El grupo político Cauce Democrático (que no es ni partido ni movimiento reconocido legalmente, pues no ha recogido firmas ni nada) demanda “recuperar las libertades”, por “el tenebroso futuro que se cierne sobre nuestra patria”. Y no se queda en eso: desde un altar supuestamente moral y hasta impoluto (como dice el coronel Luis Hernández) pide conformar “una amplia alianza, que en las próximas elecciones ponga fin a la dictadura y restablezca la democracia”.

Como ya ha ocurrido, a partir de ese comunicado los medios privados harán largas entrevistas y colocarán en la agenda mediática el manifiesto de estas “personalidades” (algunas de las cuales hablan -sin decirlo- en nombre de los grupos económicos poderosos de este país).

Si hay una dictadura, totalitarismo y hasta cero libertad, ¿cómo es que salen a decir todo lo que señalan? Y son ellos, sin conformar un partido legalmente y solo por el “acolite” de los medios, los que demandan legalidad y respeto a la Constitución.

Se han olvidado de que esas prácticas son precisamente las que revelan a los llamados poderes fácticos: se reúnen cuatro “personalidades” y deciden lo que debe hacer un gobierno. Por suerte ahora salen y dan ruedas de prensa. Antes, invitaban al mandatario de turno a un almuerzo, en una de sus haciendas, y decidían lo que tenía que hacer o con quién negociar un contrato estatal o una ley a su favor.

Entre esas personalidades están figuras de la casi fenecida partidocracia. Ahora, ¿esa supuesta libertad que  quieren será para recuperar sus ganancias, quizá conseguir un lugar en la escena política y modificar la Constitución, o  simplemente  colocar a sus gerentes políticos en los ministerios?

Lo que hacen y dicen lo están planteando a espaldas de la voluntad del pueblo ecuatoriano. ¿O no se han dado cuenta de que la legitimidad de este proceso político, con sus errores y desajustes, es avalado por la gente en encuestas, elecciones y participación política? ¿O es que están trabajando en un plan conspirativo con palabras bonitas?

Contenido externo patrocinado