Es hora de retornar a nuestras actividades con prudencia

- 31 de mayo de 2020 - 00:00

El Presidente de la República anunció la noche del viernes que la próxima semana trabajará desde Guayaquil y que retomará las actividades oficiales con las precauciones necesarias para evitar que su condición de vulnerabilidad, pues se trata de una persona con discapacidad, lo someta de manera excesiva al riesgo de contagiarse con el nuevo coronavirus.

El acto es un mensaje para que el resto de habitantes del país nos vayamos reincorporando poco a poco a nuestras actividades habituales. Sin embargo, esto debe realizarse, como lo mencionó el Jefe de Estado en su cadena nacional, con prudencia y con el cumplimiento de las normas sanitarias básicas y de distanciamiento social necesarias para evitar la propagación del covid-19.
La mayoría de cantones del país entrarán en semáforo amarillo la siguiente semana; uno de los últimos será Quito, que adoptará ese color el miércoles en condiciones especiales; una de ellas, que los funcionarios públicos cuyas actividades puedan seguir realizándose de manera no presencial se mantendrán  en el sistema de teletrabajo, al menos, hasta el 15 de junio. Esto por pedido del alcalde Jorge Yunda y con el fin de reducir, por ahora, su presencia en las calles.

Sin embargo, estas precauciones de las autoridades no servirán de nada si los ciudadanos no cumplimos con nuestra parte y no salimos de nuestras casas con mascarillas o si estas nos están bien colocadas en nuestros rostros; si no usamos el transporte público de manera ordenada, respetando los límites de capacidad establecidos por las autoridades y no exigimos a los conductores que respeten esas reglas; si nos dejamos llevar por la emotividad de ver a nuestros compañeros de trabajo al cabo de más de dos meses y los saludamos sin respetar las medidas de distanciamiento aconsejadas, y las empresas en que laboramos no adecúan los sitios de trabajo y no nos proveen de los elementos necesarios para garantizar nuestra productividad y salud.

Si no cumplimos todo eso, en días o semanas se incrementarán los contagios, las muertes y las restricciones se tornarán más severas, otra vez. (O)

Medios Públicos EP