Fundamedios ya puede vivir mejor que muchas ONG

24 de julio de 2012 - 00:00

Cuando este diario le preguntó al director de Fundamedios cuánto recibía de la Usaid se negó a dar el dato. Lo mismo hicieron en la misma Usaid y el Grupo Faro, este último el gestor de los proyectos y el cual  “subcontrata” a Fundamedios.

Y según esta organización de defensa de medios privados de información la transparencia es una de sus banderas y la coloca como uno de sus postulados para recibir fondos, asistir a eventos de transparencia y acceso a la información pública.

Si Fundamedios recibe dinero de un Estado extranjero lo lógico es explicar cuánto y para qué usa esa plata. Ahora, tras la publicación de la entrevista del embajador estadounidense en Ecuador, Adan Namm, sabemos que son 300 mil dólares anuales, un promedio de 25 mil dólares mensuales.

Eso es mucho dinero, según se vea, para las actividades que desarrolla cualquier entidad. De hecho, recibe mucho más que el Fondo Populorum Progressio, que sí ha desarrollado por mucho tiempo actividades con reconocimiento social y de alto impacto en las comunidades beneficiadas.

Ese monto de ayuda no es el único con el que cuenta Fundamedios, pero como dice que es una organización privada no informa cuánto tiene para sus actividades. Muchos dirán que así sí se puede ser opositor si nadie fiscaliza el dinero y cuando este significa un gran aporte que ya quisieran algunas ONG de Ecuador, que sí se juegan por entero por la sociedad y por desarrollos institucionales.

Por lo pronto, las cifras del embajador Namm señalan otro componente importante: la colaboración económica internacional de los EE.UU. se ha reducido, pero no necesariamente en los programas que competen a la “gobernabilidad” y apoyo a la democracia. Y al mismo tiempo, señala un añadido: ¿las relaciones se fortalecen necesariamente porque los Estados se apoyan económicamente en áreas políticas?