El rescate y la atención a víctimas, prioridad nacional

- 19 de abril de 2016 - 00:00

En estos momentos se revelan los grandes valores humanos de nuestra sociedad. Miles de personas se movilizaron el fin de semana y ayer para trabajar en las zonas del desastre, además de colaborar en la recolección de vituallas, alimentos, agua y medicinas. Eso prueba la grandeza de nuestra nación. Mucho más cuando todas esas personas lo hacen voluntariamente.

De todos modos, la situación es grave, no hay por qué subestimarla, pero tampoco se debe escandalizar como hacen algunos actores políticos para pescar a río revuelto. Ahora, la prioridad vital  es rescatar y atender debidamente a las víctimas. Las secuelas de un fenómeno de esta magnitud tardarán años en superarse, pero juntos, con predisposición, pujanza y solidaridad, es posible enfrentar cualquier circunstancia adversa, atenuar el dolor y salir adelante.

Sin embargo, las buenas intenciones no bastan, se requieren acciones planificadas para aprovechar de la mejor manera los recursos disponibles y que la ayuda llegue eficazmente a quienes lo necesitan. Es la hora de demostrar y aplicar la mayor sabiduría colectiva. (O)

Medios Públicos EP