La corrupción puede carcomer a la sociedad entera

- 03 de julio de 2020 - 00:00

Obtuvieron beneficios. Los implicados en los sobreprecios de los hospitales públicos y dos asambleístas compraron automóviles sin pagar impuestos al Estado. Ellos consiguieron los carnés de personas discapacitadas para pagar menos y pasar por la aduana. Este es uno de los escándalos que se hizo público en Teleamazonas y en el portal web La Historia.

El presidente de la República, Lenín Moreno, al conocer este nuevo fraude dispuso seis medidas: suspensión de exoneración de aranceles para estos casos; detener vehículos importados con carnés irregulares; auditoría del Ministerio de Salud caso por caso; investigación, denuncia y sanción a los responsables; las placas de estos autos tendrán un distintivo especial; reforma a los instrumentos legales para que los beneficios vayan a quienes realmente los necesitan.

El Primer Mandatario anunció que presentaron las denuncias a la Fiscalía para que investigue la importación de vehículos, indemnizaciones y beneficios laborales. “Se han aprovechado vilmente de los derechos de las personas con discapacidad... no es el monto, no es el sector donde ocurra, la corrupción es un mal que puede carcomer a la sociedad entera y robarse el presente y el futuro de la gente honrada, sobre todo de los más desvalidos”, subrayó.

Mientras el Ministerio de Salud, que es el responsable de entregar los carnés de discapacidad, ayer dijo en una rueda de prensa que sancionarán a todos los funcionarios que entregaron los documentos sin cumplir con las normas.

La institución encontró 2.281 carnés fraudulentos en proceso de anulación, revisarán todos los carnés entregados durante la pandemia y reforma al reglamento interno para la calificación, recalificación y acreditación de personas con discapacidad, así como desarrollar un nuevo software de Sistema Nacional Electrónico de Discapacidades para hacer el proceso en línea y evitar las manipulaciones a los carnés.

La Policía detuvo a cinco implicados en una red delincuencial que se dedicaba a vender carnés entre $ 600 y $ 1.300. Según las investigaciones, esa red también tenía nexos con funcionarios públicos para cometer el ilícito. (O

Últimas noticias
Medios Públicos EP