Expectativa ante las posibilidades de más comercio

- 11 de octubre de 2018 - 00:00
Gran parte de los sectores de Daule y Nobol se dedican a la producción de arroz durante todo el año, actividad que también se desarrolla en Manabí.
Foto: Archivo / El Telégrafo

El alcalde del cantón Daule, Pedro Salazar, se muestra optimista. Considera que toda obra genera empleo y bienestar para la población. Insiste, sin embargo, en que hablar sobre el Tren Playero es prematuro porque hay poca información sobre planificación, costos, etc.

El agricultor Wilmer Castro tiene expectativas en la obra, pero cree que se necesita saber sobre los costos y horarios que tenga el nuevo sistema de transportación.

El dauleño, quien se dedica a la producción de mangos, comenta que actualmente transportar 120 quintales de arroz a Manabí cuesta $ 150, esto es por gasto de transporte y peajes. En caso de enviar 100 gavetas de mangos en las que van entre 80 y 90 frutas de tamaño mediano a la misma provincia cuesta entre $ 180 y $ 200.

Estos viajes se realizan en diferentes horarios de acuerdo a las necesidades de los clientes, por lo cual es un tema importante a considerar de darse el nuevo sistema de transportación.

La puesta en funcionamiento del tren podría tener efectos positivos para crear otros comercios, pero para la producción es complicado, mencionó en cambio José Villamar, productor de arroz en el cantón Nobol, Guayas.

El agricultor consideró que vender la gramínea en sectores como Manabí es muy difícil, porque en esa provincia los sembríos son tecnificados.

Actualmente, el quintal de la gramínea tiene un costo de $ 21 hasta $ 24, precios que más que ganancias dejan pérdidas. En Manabí, los precios son los mismos.

Villamar aseguró que el tema de visitar otras provincias a través del perfil costanero suena atractivo. Los mismo sucedería con aquellos que deseen venir a Nobol o Daule desde el perfil costero. En estos sitios el intercambio cultural y gastronómico será lo que primero genere ganancias.

El ganadero Francisco Morán es más cauto en cuanto a los beneficios que se puedan dar para el comercio entre las poblaciones involucradas. Se debe analizar con cuidado lo que cada sitio produce y los costos de cada uno para de esa manera saber si es o no factible la comercialización de productos.

El ganadero, quien reside en el sector de Limonal, en el cantón Daule, y que es parte de un programa de ganadería sostenible, manifestó que además se deberá esperar a que el plan de recorrido del tren esté listo y se determinen las paradas. En estos espacios se pueden tener negocios, ofertas de insumos o productos varios.

En este proceso también deberá intervenir el Gobierno Nacional con los funcionarios de cada municipio para el control y gestión de la economía.

El tiempo de traslado será otro factor esencial en el transporte de las cargas de los medianos y grandes productores. Los pequeños agricultores estiman que poco usarán el sistema, pues el trabajo que generan es para consumo local y muy poco se envía a otras provincias.

Creencia Martínez Sánchez, en la cabecera cantonal de Daule, estima que la obra generará empleo, lo cual es bueno. De ahí, que beneficie al sector agrícola, tiene sus reservas.

La mujer piensa que el mayor provecho podría darse para conocer Guayas, Santa Elena y Manabí, creando también una visión distinta del agro para los que usen el Tren Playero. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: