Ecuador, 01 de Octubre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Médicos del hospital San Francisco esperan un nuevo voluntariado en zona de terremoto

María Elena Cedeño recibe atención por parte de José Rafael Uge, director de las Áreas Críticas del hospital.
María Elena Cedeño recibe atención por parte de José Rafael Uge, director de las Áreas Críticas del hospital.
Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO
25 de abril de 2016 - 15:42 - Redacción Web Ecuador

María Elena Cedeño no deja de revivir el instante cuando vio que la pared se vino encima, durante el terremoto del sábado 16 de abril.

La mujer de 58 años estuvo interna en el hospital del Seguro, en la ciudad de Manta (provincia de Manabí).

La noche del terremoto, se encontraba en el cuarto piso de la casa de salud. Estaba bajo observación por un cuadro múltiple de molestias (problema a nivel cerebro vascular, insuficencia circulatoria, angina de pecho y hernia discal).

Ella recordó que los doctores gritaron a los pacientes abandonar las salas. Mientras el piso se movía, escuchó a la lejos la sirena de avacuación.

María Elena no pensó en nada más que en salvar su vida. Inmediatamente se quitó la mascarilla de oxígeno, se echó al suelo y sintió que el soporte de los sueros el cayó en la pierna derecha. Su desesperación fue más fuerte que el dolor por el golpe y salió arrastrándose de la habitación hasta uno de los pasillos. Un médico local la encontró y le ayudó a salir.

Luego del movimiento telúrico la mujer fue dada de alta, puesto que los médicos consideraron que -en comparación con otros pacientes- ella se encontraba estable.

Aún así, el dolor en el miembro inferior fue insoportable. Tras varios chequeos, le diagnosticaron una fractura a nivel de tibia-peroné, por lo que fue movilizada hacia el hospital San Francisco de Quito, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Ella integró la lista de 19 personas que fueron trasladados desde la provincia de Manabí hasta la capital ecuatoriana, a decir de José Rafael Uge, director de las Áreas Críticas del hospital San Francisco de Quito.

El galeno indicó que la mujer tiene que someterse a un cirugía que consistirá en la colocación de clavos, luego cumplirá con rehabilitación.

Este tipo de casos fueron recurrentes durante la labor que cumplió el director Uge, quien formó parte del primer equipo de médicos que llegó a la 'zona cero'.

Luego del fuerte movimiento telúrico, una comitiva del hospital se conformó para salir a las 07:00 del domingo 17 de abril. El equipo, liderado por Uge, se integró con 2 emergenciólogos, 3 cirujanos generales, 1 pediatra, 2 médicos internistas. También 14 enfermeros y un paramédico quienes llegaron al hospital de Manta (IESS), en donde se concentró gran número de casos con fracturas, lesiones con golpes a nivel de piernas, abdomen y de cabeza.

Los voluntarios se ubicaron en el hospital de la ciudad, en donde trabajaron por 12 horas ininterrumpidas. Ingresaron al área de emergencia que fue adaptada para el manejo de pacientes críticos.

Ahí se trataron 4 personas que fueron sometidas a un tratamiento con entubación y manejo de las vías aéreas. Mientras que otros pacientes fueron intervenidos con animación cardio-pulmonar. Posteriormente, los heridos fueron transferidos a Guayaquil.

Uge reconoció que a pesar de que ha atendido en la unidad de Emergencias del hospital capitalino, esa fue la primera vez que vivió una tragedia de esas proporciones. Señaló que normalmente atiende un caso a la vez, pero en esa ocasión le tocó recibir simultáneamente hasta 8 casos.

El equipo de cirujanos, dijo, realizó intervenciones a nivel de abdomen, puesto que las personas sufrieron lesiones en las partes internas del sistema digestivo, a causa de fuertes impactos por aplastamiento. El director indicó que incluso se realizó una cirugía a nivel de vaso a causa de un golpe.

Hasta el viernes 22 de abril llegaron 19 pacientes: 8 de la provincia de Manabí; de estos, 8 fueron de Manta; 4 personas llegaron desde Pedernales, uno de Jama, uno de San Vicente, uno desde Chone, otro paciente desde Portoviejo y otro de la localidad de Calceta.

La casa de salud estructuró un Plan de Contingencia para acoger a un promedio de entre 18 y 20 personas. Doña María Elena contó que ella pidió que la trasladaran a Quito porque en esta ciudad radican sus 2 hijos. "Al principio me querían llevar a Guayaquil o a Jipijapa, pero no quise porque estaría sola", comentó la mujer.

El director explicó que un segundo equipo llegó hasta la zona de conflicto. Estuvo conformado por un terapeuta, 2 médicos generales y 4 enfermeros. El siguiente equipo saldrá para cumplir con el voluntario, en función de lo que indique la Planta Central del IESS. “Todos los médicos queremos apoyar a las personas que más lo necesiten, pero no podemos dejar de atender a los pacientes en Quito. Por eso esperamos realizar el viaje, tras nueva orden”, dijo el médico. (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Empresarios hoteleros, comerciantes y autoridades que tuvieron que afrontar los estragos del terremoto, rememoraron los momentos de apremio y desatención que vivieron luego del 16 de abril de 2016. La ayuda del Gobierno no llegó, aseguran.

Social media