En Macas y Dos Mangas ofrecen naturaleza en su estado original

- 31 de diciembre de 2019 - 00:00
Vista panorámica de la ciudad de Macas, capital de la provincia de Morona Santiago. Desde el balcón turístico de la Virgen de la Purísima se observa toda la urbe.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

En la parroquia Manglaralto, del cantón Santa Elena, se encuentran playas, lagunas y cascadas, mientras que en Macas, provincia de Morona Santiago, se puede disfrutar de dos miradores que permiten observar toda la urbe.

Dos miradores vigilan gran parte del cantón Morona, cuya cabecera cantonal es la ciudad de Macas. Uno de ellos está acompañado por su patrona, la Virgen de la Purísima, y el segundo por el valle del río Upano.

El primero, conocido también como el Quilamo, está ubicado al oeste de la ciudad de Macas, es decir a unos 15 minutos por el paso lateral, montaña arriba.

En su cima se encuentra el monumento a la Virgen Purísima de Macas. Desde este mirador se puede apreciar casi todo el cantón y se observa cómo serpentea el río Upano con dirección al Puyo.

Desde aquí los turistas que llegan, en especial los fines de semana, también disfrutan de una vista espectacular de toda la ciudad de Macas. Claramente se puede admirar cómo los pocos aviones despegan o llegan hasta esta ciudad, llamada también “La Esmeralda Oriental”. Los turistas miran el crecimiento paulatino que va teniendo Macas y cómo se va modernizando.

A la distancia se observan los territorios del cantón Sucúa y las diversas colonias que se han formado durante estos años en estos territorios.

La cima está situada a unos 1.014 msnm y su temperatura fluctúa entre los 17 y los 23 grados, para muchos considerada como especial en la provincia de Morona Santiago. Macas, en especial, posee un clima cálido de 20°c a 22°c. promedio.

En la parte alta podemos apreciar el monumento a la Virgen Purísima de Macas que tiene una elevación promedio de 30 metros. Desde aquí se puede fotografiar y disfrutar de la vista espectacular de la cabecera provincial de Morona Santiago.

El mirador es ideal para hacer caminatas. Desde la cima se puede fotografiar todo el paisaje que se presenta. Si va hacer caminatas se recomienda llevar indumentaria adecuada para el clima cálido húmedo, equipo para ciclismo, ropa de baño, gorra, botas de caucho, protector solar y repelente.

El Upano vigilado

Otro de los miradores es el que da al río Upano y se le conoce también como el mirador de la Voz del Río Upano. Es un lugar perfecto para los selfies. Desde una pequeña caseta se puede admirar buena parte de las playas que tiene el río Upano. Este pequeño mirador tiene el piso de vidrio y causa vértigo a los visitantes porque a sus pies está un despeñadero.

Los vehículos que van o vienen desde El Puyo u otras comunidades, desde este lugar se ven diminutos debido a la distancia en la que está situado el mirador.

Este pequeño complejo se encuentra ubicado a 3 kilómetros de la ciudad de Macas, es un lugar concurrido por los habitantes de la ciudad y también extranjeros. Está rodeado de vegetación. Para los que gustan de hacer caminatas es el sitio propicio y está lleno de aves de la región.

MacasDesde este mirador se observa el río Upano, al fondo, y el inmenso valle a su alrededor. Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

Las cascadas son el atractivo de Dos Mangas

La comuna Dos Mangas, a siete kilómetros de la parroquia Manglaralto, está en la provincia de Santa Elena y ofrece a los visitantes nacionales y extranjeros varios atractivos turísticos naturales. También resaltan la calidad de sus artesanías, fabricadas con paja toquilla, tagua y caña guadua que crecen en el sector y que sirven como sustento para los comuneros.

El poblado cuenta con un área protegida de 2.840 hectáreas de bosque húmedo tropical, donde se puede practicar senderismo, paseos a caballo, camping, avistamiento de aves y de otras especies nativas.

La actividad con mayor demanda es el paseo guiado a los dos senderos que han sido habilitados por los lugareños con la asesoría del Ministerio del Ambiente: senderos Las Cascadas y Las Piscinas.

El primero es una ruta de 3 kilómetros sobre riachuelos y vegetación, hasta superar los 150 metros sobre el nivel del mar. Aquí se hallan varias caídas de agua, que van desde pocos centímetros, hasta la más alta con 80 metros de altura, aunque solo están disponibles en la época lluviosa.

El sendero Las Piscinas es el que demanda mayor fortaleza física. Conlleva una caminata de siete kilómetros por zona boscosa para llegar a la primera de las decenas de pozas formadas naturalmente en este sector de la cordillera Chongón-Colonche.

Quienes desean llegar a las piscinas más hondas -la mayor alcanza cuatro metros de profundidad- deben realizar rápel para escalar pequeñas formaciones rocosas que se encuentran en el camino.

El premio al esfuerzo de recorrer los senderos es disfrutar las templadas aguas de estos balnearios, en los que se observan también variedades de peces y fauna marina.

Por el tiempo que toma recorrerlos se recomienda llegar a primera hora de la mañana (08:30) para así tener tiempo para disfrutar del paseo. El costo de la visita guiada es de $ 37,50 por grupo. (I)

Dos MangasLa comuna Dos Mangas, parroquia Manglaralto, en Santa Elena, posee cascadas y pequeños lagos entre las rocas. Foto: Cortesía Municipio de Santa Elena

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP