Cuatro dirigentes del transporte detenidos por paralización del servicio público

- 04 de octubre de 2019 - 13:35
En Azuay, dos dirigentes de la transportación fueron detenidos.
Foto: Fiscalía

Cuatro dirigentes de la transportación fueron detenidos este viernes 4 de octubre del 2019 por el delito de paralización del servicio público ocasionado durante las protestas el jueves en contra de las medidas económicas, confirmaron las autoridades. 

María Paula Romo, ministra de Gobierno, informó esta mañana de la aprehensión de Jorge C., quien es presidente de la Federación Nacional de Operadoras de Transporte en Taxis del Ecuador (Fedotaxis)

El dirigente del taxismo-uno de los que encabezó la paralización- fue trasladado hasta la Unidad de Flagrancia Patria, en Quito, precisó la Fiscalía. 

Sobre este, en una rueda de prensa más tarde, Romo dijo que "vamos a presentar una denuncia y un pedido de que sea procesado".

Por el mismo delito se produjo la detención contra dos dirigentes de la transportación en AzuaySe trata de Mesías V., secretario general del Sindicato de Choferes del Azuay, y Manolo S., presidente de la Cámara de Transporte de Cuenca. En este caso los allanamientos se dieron en sus domicilios por orden de un juez. 

El gobernador de Azuay, Xavier Martínez, explicó que los dirigentes fueron aprehendidos para investigaciones por el caos ocasionado durante las manifestaciones del jueves. En el Complejo Judicial de Azuay se esperaba el inicio de la audiencia.

Más tarde, la Fiscalía informó de otro detenido. Se trata de Cristian L., vicepresidente de la Cámara de Transporte de Cuenca. Su aprehensión con fines investigativos se produjo esta mañana en Latacunga.

Esta mañana más sectores de la capital azuaya fueron bloqueados por taxis y vehículos que realizan actividades mixtas, según pudo constatar EL TELÉGRAFO. 

El artículo 346 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) tipifica la paralización del servicio público y señala una sanción con pena privativa de libertad de uno a tres años

Hasta este viernes, el paro nacional ha dejado 350 detenidos, la mayor parte de ellos relacionados con los actos vandálicos en la ciudad de Guayaquil y Quito. 

El presidente Lenín Moreno decretó el jueves el estado de excepción en el país a raíz de protestas de varios sectores sociales y el bloqueo de carreteras por los transportistas motivados por la eliminación de los subsidios al diésel y a la gasolina.

Pese al estado de excepción, que durará 60 días, la paralización del transporte se mantenía este viernes en Ecuador donde se volvieron a repetir escenas de gente caminando para llegar a sus lugares de trabajo o utilizando el servicio de camionetas particulares en las que las personas viajaban amontonadas en los cajones.

La gente también se ha agolpado en las estaciones del transporte municipal en la capital, donde esta mañana manifestantes volvieron a cortar vías con la quema de neumáticos, mientras en otros sectores taxistas estacionaron sus vehículos en fila en los costados de la vía.

En Quito, las terminales terrestres de servicio interprovincial lucieron este viernes vacías, mientras en otras ciudades tampoco hubo un fluido normal del servicio de transporte urbano.

La ministra María Paula Romo dijo esta mañana que "la jornada empezó con vías aún cerradas pero también provincias que recuperan la normalidad". 

El centro histórico de la capital, donde ayer hubo fuertes enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes, evidenciaba esta mañana la destrucción en la zona.

Aceras dañadas, paredes pintadas, semáforos rotos y piedras tiradas en distintas zonas son algunas de las evidencias de las violentas manifestaciones que tuvieron lugar en el centro histórico, catalogado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1978.

En Ecuador se cumple, por segundo día, la suspensión de las clases ordenada por las autoridades como medida cautelar para la seguridad de los estudiantes. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: