Habitantes de Mompiche prefieren mantenerse fuera de las casas y negocios

- 18 de mayo de 2016 - 13:48
Moradores de Mompiche instalaron camas y carpas afuera de sus vivienda, tras los temblores de este miércoles.
Miguel Jiménes / EL TELÉGRAFO

Angustia y desesperación es lo que vivieron los ciudadanos de Mompiche (provincia de Esmeraldas) al momento de sentir una nueva réplica, a las 11:46 de este miércoles.

De acuerdo a los reportes de las mesas de emergencia, el fluido eléctrico se suspendió en la localidad, como medida de seguridad. Los reportes previos detallaron que no existe -hasta el momento- infraestructura colapsada por el movimiento sísmico.

No obstante, los ciudadanos evacuaron las instalaciones y se quedaron en los espacios abiertos. Incluso, muchas personas improvisaron su estadía con colchones. Ahí, especialmente las madres, se quedan a un lado de sus hijos conversan e intentan calmar sus nervios.

Esa fue la situación de Doña María, moradora del lugar. Luego de que terminó el temblor, la mujer se quedó en calle y lloraba desesperada porque una de sus hijas estaba en el cuarto piso de una edificación y demoró en salir. Cuando la joven salió del inmueble, se abalanzó a su madre. Juntas lloraron desconsoladas. Un sorbo de agua les ayudó a calmarse como también se lo ofrecieron a cuanta persona transitaba por ese vía.

Édwin Moreira, habitante del sector, también comentó que prefiere estar fuera de las edificaciones, especialmente porque en las últimas horas se produjeron movimientos telúricos. “Tenemos que evacuar para arriba porque esto sigue temblando y puede caerse las edificaciones”, comentó con preocupación.

La infraestructura de esta localidad no cuenta con edificios de altas dimensiones. Las construcciones más elevadas son hoteles de entre 3 y 4 pisos, pero no se han reportado averías en estos locales, salvo hay grandes resquebrajamientos, según reportes de los ciudadanos.

“En esos hoteles no debe haber nadie porque es muy peligroso hasta que bajen de los últimos pisos”, acotó Moreira.

Milton Solórzano otro habitante del lugar, quien tiene afectaciones en su vivienda se vio atrapado en este sismo. “No voy a volver a entrar a mi casa, prefiero asegurarme en la parte alta en que aunque se mueve no tiene cosas que se puedan caer”, narró preocupado.

La gente de este sector ha decidido en gran parte subir a los espacios altos donde tienen carpas improvisadas montadas por ellos mismo con lonas o plásticos que pudieron conseguir. En varios puntos se han colocados rótulos indicando el número de personas damnificadas. "Al menos aquí estamos un poco más seguros, pero necesitamos ayuda. Ninguna autoridad se ha acercado donde nosotros para darnos alguna asistencia, ni comida", refirió Martha, una afectada del sector del Aguacante, entrada a Mompiche. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: