Ecuador, 09 de Diciembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Especial coronavirus

Personal esencial tiene garantías de movilidad

A diario se controlan las normas de bioseguridad y documentación de los usuarios que utilizan el transporte habilitado para los sectores estratégicos.
A diario se controlan las normas de bioseguridad y documentación de los usuarios que utilizan el transporte habilitado para los sectores estratégicos.
Foto: Cortesía Municipio de Quito
02 de abril de 2020 - 00:00 - Redacción Ecuador Regional

Personal esencial en esta emergencia dispone de facilidades de movilización gratuita, pese a las restricciones. Guillermo Abad, secretario de Movilidad del Distrito Metropolitano de Quito, explicó que 40 buses se destinaron para transportar personal médico, policial y farmacéutico y de centros de abasto.

Se trata de alimentadores del Trolebús, con capacidad para 42 personas, en los que se ha limitado a 30 el cupo para mantener la distancia de un metro entre usuarios. Como medida adicional, el conductor cuenta con un traje de bioseguridad, guantes, gafas, mascarilla y un plástico que lo aísla dentro del automotor.

Con los cinco ejes habilitados: av. 10 de Agosto, Valle de los Chillos (Autopista General Rumiñahui), Occidental (av. Mariscal Sucre), Oriental (av. Maldonado) y Tumbaco (av. Interoceánica) trabajando de 06:00 a 19:00, el objetivo es cubrir la necesidad de transporte del personal esencial.

Por su parte, la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), en coordinación con la Policía Nacional y Fuerzas Armadas, verifica el respeto a la restricción de circulación por número de placas y el uso correcto de los salvoconductos. Desde que inició la emergencia, la AMT ha realizado 488 operativos con 1.200 efectivos, entre agentes y fiscalizadores.

En un período de 15 días se emitieron 859 citaciones por infringir la restricción vehicular. La multa por esta falta es del 30% de un Salario Básico Unificado ($ 120) y la reducción de 6 puntos en la licencia de conducir.

En cuanto a los taxis, que además tienen que desinfectar sus unidades cada tres horas, en el mismo período de tiempo se sancionó a 3.335 unidades.

De forma simultánea se mantiene el control al ingreso del Distrito, en colaboración con las agencias de seguridad nacional y agentes municipales. Se verifica el estado de salud de los conductores y pasajeros de los vehículos, también se revisa que se transporte solo artículos requeridos para cubrir las necesidades de la población.

En Guayaquil, la Fundación Metrovía anunció el cierre temporal de 10 rutas alimentadoras: cinco en la Troncal 2 (Atahualpa, Garzota, Las Canchas, Plaza Dañín, Ruta Centro) y cinco en la Troncal 3 (Mapasingue Este, Mucho Lote-Ecuasal, Casuarina-San Ignacio, U. de Bastión, Juan Montalvo.

Sí continúan prestando servicio las 10 Rutas de la Salud, para la movilización de personal de salud, cadenas alimenticias y demás sectores autorizados a trabajar. Según datos del Cabildo, son alrededor de 19.000 las personas que usan los 72 buses asignados a este fin.

Los vehículos operan de 06:00 a 23:00 y son desinfectados al final de cada recorrido. Además, se vigila el uso de mascarilla y guantes.

La cosecha de frutas se pierde en el Azuay

Los habitantes de Bulán no tienen compradores. Manzanas y duraznos se están pudriendo. Bulán, parroquia situada en la parte oriental de la provincia del Azuay y principal surtidora de fruta de la ciudad de Cuenca, tiene sus productos represados.

La no movilización impide que los comerciantes o ciudadanos lleguen hasta este sector para comprar el producto. Los habitantes de Bulán indicaron que el durazno y la manzana se están dañando e hicieron un llamado a los habitantes de los cantones cercanos como Azogues, Paute, Gualaceo, Guachapala, que usando los protocolos de seguridad vayan al sitio para que adquieran los frutos.

“Necesitamos vender para poder también adquirir nuestros alimentos”, dijo Mesías Solís, tras señalar que la temporada se perdió y esperan recuperarse el próximo año. Este sitio es considerado como un gran abastecedor de fruta y es así que le conocen como la “Huerta Azuaya”. “Ayúdennos, queremos vender nuestra fruta”, fue el llamado casi desesperado de Solís.

Mientras tanto el transporte es nulo. La terminal terrestre de Cuenca está paralizada, las puertas cerradas y no existe transportación que llegue o salga de la ciudad. Los cantones están incomunicados con la capital azuaya. “Yo fui el martes a Gualaceo para visitar a mis padres, tuve que ir con un vehículo particular y de acuerdo al dígito de las placas, pero es muy difícil movilizarse”, indicó Catalina Torreros.

En las vías de acceso existen controles rigurosos por parte de la Comisión de Tránsito del Ecuador y de la EMOV. (I)

Contenido externo patrocinado