Controles son permanentes en frontera tras anuncio de disidencia de las FARC

- 13 de septiembre de 2019 - 13:04
Las Fuerzas Armadas intensificaron sus controles en la zona de frontera con Colombia.
Foto: @DefensaEC

Tras el anuncio de alias Iván Márquez, alto dirigente de la disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo (FARC - EP), de retomar las armas, las autoridades de la región, especialmente en Ecuador, han activado estrategias para amortiguar los impactos de una posible escalada de violencia del lado colombiano.

Márquez, acompañado de otros insurgentes, a través de un video, justificó la medida en respuesta a la que denominó “traición del Estado” colombiano a lo acordado en la firma de la Paz en La Habana, en noviembre de  2016.

Para el dirigente guerrillero fue una ingenuidad dejar las armas en el proceso de paz, lo que -según indicó- los dejó en indefensión a miles de ex combatientes, sin que el Estado haya dado respuestas efectivas para su protección.

El resultado: Según cifras de la Defensoría del Pueblo de Colombia, al menos 462 líderes sociales fueron asesinados entre el 1 de enero de 2016 y el 28 de febrero pasado.

Asimismo, un estudio de la ONG Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo (Indepaz) sostiene que ya son más de 700 líderes sociales y 135 excombatientes de las FARC los asesinados desde 2016.

No obstante, para el gobierno del presidente Iván Duque y sectores políticos y de opinión, el anuncio de algunos altos cargos de las FARC tiene relación con su deseo de seguir en el negocio del narcotráfico.

Ecuador ha sufrido por más de 60 años los impactos del conflicto colombiano, como violencia y desplazamientos en zonas de frontera.

De hecho, es el país de América Latina que cuenta con el mayor número de refugiados. Según cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), alrededor de 68.000 personas de más de 70 países han sido reconocidas como refugiadas en Ecuador en los últimos 30 años.

La Cancillería ecuatoriana registra que desde 1990, el país ha recibido más de 240.000 solicitudes de refugio, de las cuales el 95% proceden de desplazados colombianos que huyen de la violencia en su país.

En el tema de seguridad, las Fuerzas Armadas han intensificado los controles en la franja fronteriza tras el anuncio de la insurgencia, según el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín.

“Tenemos ya una visión estratégica, las Fuerzas Armadas no deben ser una reacción, las Fuerzas Armadas están y deben estar listas y preparadas para defender y proteger el territorio ecuatoriano y a nuestros ciudadanos”, manifestó Jarrín este jueves 12 de septiembre durante su comparecencia ante la Asamblea.

En la última semana se han confiscado dos camionetas con 4.500 balas, que tenían como destino San Lorenzo, en Esmeraldas y de ahí posiblemente grupos irregulares asentados en territorio del vecino país.

Según reportes del Comando de Operaciones Norte de las FF.AA., la vía Tulcán-Chical es una de las más conflictivas. Esta vía ha sido utilizada para el tráfico de municiones, armas, pertrechos militares, alimentos y medicinas, que van para grupos irregulares.

Las fuentes militares estiman que solo en este corredor existen unos 30 pasos fronterizos no reconocidos, que actualmente son objetivo de intensos patrullajes.

Sin embargo esa tarea es compleja, pues son 586 kilómetros de frontera que van desde Esmeraldas, en la Costa, pasando por la provincia andina de Carchi, hasta Sucumbíos, en el oriente.

El gobierno del presidente Lenín Moreno ha ofrecido los recursos necesarios para intensificar los controles fronterizos, al tiempo que se comprometió con su homólogo colombiano a aunar esfuerzos para continuar con el proceso de paz.

Por lo pronto, Quito y Bogotá han venido trabajando conjuntamente en intercambio de información de inteligencia respecto de temas que atañen a la seguridad y lucha contra el crimen organizado.

Dirigentes de comunidades fronterizas que mantienen permanente contacto con los cuerpos de seguridad no han reportado mayores novedades en la frontera tras el anuncio de la disidencia de las FARC.

 

DATOS

- Las disidencias de las FARC están compuestas por hasta 23 grupos que operan en unos 85 municipios del país. Contarían en total con entre 1.800 y 2.300 hombres.

- El líder de las disidencias de las FARC, Iván Márquez, dijo que ahora habrá una nueva forma de lucha armada y que no tiene como objetivo a soldados ni policías respetuosos de los intereses populares, sino “esa oligarquía excluyente, corrupta, mafiosa y violenta”.

- Desde los ataques del grupo disidente de las FARC Oliver Sinisterra en la primera mitad de 2018, Ecuador ha volcado sus esfuerzos en proteger su frontera norte. Para ello ha requerido asistencia de diversos países, entre ellos Israel, donde actualmente se preparan grupos de élite de las Fuerzas Armadas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP