Yasuní recaudó 3% en recursos

16 de agosto de 2013 - 00:00

Durante 6 años el Estado ecuatoriano ha impulsado la iniciativa Yasuní ITT a la espera de la corresponsabilidad internacional.

Hasta julio de 2013, de los 3.600 millones de dólares que el Ecuador se propuso como meta reunir para conservar el crudo bajo tierra  -equivalentes al valor del 50% de las reservas de petróleo-, solo se ha conseguido el 3% en recursos concretos y 9% en  comprometidos.

En enero de 2008 el Gobierno Nacional autorizó al Ministerio de Economía crear el fideicomiso a cargo de la Administración Yasuní. A diciembre de 2012 el fideicomiso debía alcanzar 291 millones de dólares en contribuciones.

Sin embargo, al no alcanzar los objetivos planteados, se aplicaría el plan B, que consiste en la explotación del campo ITT con responsabilidad ambiental y social. Este plan contempla explotar en primer lugar los  campos Tiputini y Tambococha, es decir los campos ubicados en el norte del Bloque ITT o Bloque 43.

En la primera fase del plan se encuentra  la explotación del campo Tiputini, que generaría 150 millones de barriles; mientras que en la segunda, se explotaría el campo Tambococha, que produciría 270 millones de barriles, que representan un  total de 7.200 millones de dólares.

El plan B iniciaría en base a  los estudios de exploración sísmica  que realizó Petroecuador en años pasados. La exploración sísmica consiste en estudiar la estructura del subsuelo mediante detonaciones  generadas por una explosión en la superficie (sismo artificial).

Según un estudio de Impacto Ambiental contratado por Petroamazonas y entregado a la Asamblea en febrero de 2013, se prevé  adecuar las plataformas existentes de los campos Tiputini y Tambococha, además de la construcción de un muelle de carga y descarga  al  sur del río Napo, una vía de acceso hasta la plataforma Tiputini, y un oleoducto desde la plataforma Tambococha que pasará por el campo Tiputini hasta llegar a las facilidades petroleras (CPF) del Bloque 31.

Entre los años 70 y 90 se descubrieron estos campos, en los cuales se construyeron plataformas para abrir pozos exploratorios. La explotación de los campos se desarrollará una vez que se haya emitido la Licencia Ambiental por parte del Ministerio del ramo.

La producción del Tambococha será recolectada y llevada por una tubería de 10 kilómetros y de 24 pulgadas (60 centímetros) de diámetro hasta la central de bombeo en el campo Tiputini.

De esta tubería, 7,1 kilómetros estarán construidos dentro del Parque Nacional Yasuní y 2,9 kilómetros estarán fuera del área. Está previsto que toda  la actividad de extracción petrolera ocupe 16,8 hectáreas del Parque Nacional Yasuní.

Según el estudio, la construcción de cada plataforma en los campos Tambococha y Tiputini llevará cerca de 120 días. Cada pozo será perforado durante 30 días, lo que  significa que el desarrollo de todos los pozos tomará 15 meses.

Augusto Tandazo, experto en temas petroleros, considera que es viable la explotación del crudo en esta zona, porque existen herramientas adecuadas que no causan daños a la naturaleza. “Cuando se trabaja con tecnologías ISO 14.000, que es la que protege el ambiente, no pasa absolutamente nada”, puntualizó, tras señalar que se ha creado “un mito” en la ciudadanía, para hacerles creer que “si se entra a la explotación es el fin del Yasuní”.

Destacó que actualmente hay técnicas que permiten realizar la explotación petrolera ocupando solo una  mínima parte del  campo, sin necesidad de construir carreteras o destruir la flora de la zona.

La noche de ayer tenía previsto el presidente Rafael Correa dar a conocer la decisión sobre la continuación o no de la iniciativa.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP